2 de octubre de 2011

NO HABRÁ PAZ PARA LOS MALVADOS
(Esp) Lazona /Telecinco Cinema / Manto Films, 2011. 118 min. Color. Panavision.
Pr: Álvaro Augustin y Gonzalo Salazar-Simpson. Pr Ej: Javier Ugarte y Gonzalo Salazar-Simpson. G: Enrique Urbizu y Michel Gaztambide. Ft: Unax Mendía. Mt: Pablo Blanco. DA: Antón Laguna. Son: Licio Marcos de Oliveira. Ms: Mario de Benito. Dr: Enrique Urbizu.
Int: José Coronado, Rodolfo Sancho, Helena Miquel, Juanjo Artero, Pedro María Sánchez, Nadia Casado, Younes Bachir, Karim El Kerem, Abdel Ali El Aziz, Nasser Saleh, Juan Pablo Schuck, Eduard Farelo.
Rodolfo y Santos, compañeros de trabajo... a veces
SINOPSIS: En Madrid, una noche cualquiera, el inspector de policía Santos Trinidad, borracho y tambaleante, se ve involucrado en un triple asesinato. Pero hay un testigo que consigue escapar... y podría incriminarle. Entonces inicia la caza de ese hombre, intentando localizarle y eliminarle. Mientras tanto, la jueza Chacón, encargada de la investigación del triple crimen, avanza en su trabajo. Lo que parece un simple caso de tráfico de drogas, desembocará en algo mucho más peligroso.
Nuestro hombre, una verdadera alimaña, iniciará una personal cacería
Santos Trinidad, en su descenso a los infiernos
COMENTARIO: Tras insistir hasta tres veces en un género, la comedia, para el que no parecía estar especialmente dotado, Enrique Urbizu decidió dar un brusco volantazo, enfilando una ruta que iría jalonando con obras tan importantes como “LA CAJA 507” y “LA VIDA MANCHA”, que le ha llevado, de momento, hasta “NO HABRÁ PAZ PARA LOS MALVADOS”. Ya desde aquel demoledor boceto de trazos gruesos titulado “TODO POR LA PASTA” quedaba prefigurada la futura trayectoria de Urbizu. Si “LA CAJA 507” era un thriller conciso y seco que abordaba con una buena dosis de audacia y contundencia una temática espinosa como era en aquellos momentos la sangrante realidad nacional de la especulación y corrupción en los negocios inmobiliarios, la película que ahora nos ocupa, conectando con aquella pero yendo más allá, nos sumerge en las oscuras e infectadas aguas que discurren bajo la superficie brillante y esmaltada de un mundo de vulnerables cimientos que a duras penas sostienen el entramado de una ilusoria seguridad. Tras el fulgor de ese espejismo cotidiano, al otro lado de nuestro insonorizado “saloncito occidental”, existe una siniestra realidad habitada por seres de los que voluntariamente ignoramos todo. Pueden ser desechos humanos, alcohólicos y peligrosos, camino del infierno mientras pululan por garitos periféricos como ese Santos Trinidad que terminará su cacería personal, casi como una ironía bíblica, “salvando” de manera involuntaria un ignorado desenlace aterrador; o terroristas islámicos instalando (letales) extintores en centros comerciales, o esos impólutos componentes de instituciones judiciales  incapaces de “detectar” las fisuras del sistema por cuyos intersticios se cuela el caos.
En suma, estamos ante una potente y redonda película de género, cuyas reglas, guionista y realizador, no han dudado en subvertir en aras de las lógicas exigencias que dicta la actual coyuntura. En cualquier caso, un noqueante thriller y una lección de cine-cine (sin exhibiciones ni alardes estilísticos a lo Martin Scorsese) con una cámara exacta e incisiva al servicio de una historia con sesgos muy, muy inquietantes. Y conviene observar el diferente estilo de planificación utilizado por Urbizu, tenebrista y zozobrante cuando sigue las andanzas del policía Santos, o equilibrado e impecable cuando nos muestra a la racional y meticulosa jueza Chacón y sus colaboradores judiciales recavando información.
En fin, ante trabajos como éste, es lícito pensar que el cine americano no posee el patrimonio del neonoir y que quienes lo practican actualmente en Hollywood tendrían mucho que aprender de este realizador vasco ya que, por lo que parece, no supieron extraer lecciones de tipos como el Robert Lewis de "AGENTE ESPECIAL" (The Big Combo), el Robert Aldrich de "EL BESO MORTAL" (Kiss Me Deadly), o Fuller y Siegel, entre otros expeditivos cultivadores. No podemos terminar sin destacar la escalofriante composición, exenta de psicologismos, de un José Coronado dirigido con sabiduría (como el resto del reparto).

14 comentarios:

  1. Espero ver ésta película en cuanto se de la oportunidad, también "Los pasos dobles", me parece que han de ser muy interesantes, la primera el público la destaca y la segunda la crítica, dos propuestas del cine español que me producen mucha curiosidad, ya teniendo a "Pan Negro" y "Celda 211" como gratos antecedentes recientes de su cinematografía. Y decir que si gustas visita mi bitácora que es sobre arte con énfasis en cine. Un abrazo.

    Mario.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, creo que la película de Urbizu es de lo mejor que se ha estrenado en muchos meses. A mí me lo parece y eso lo ha dejado claro mi comentario. Así pues, te recomiendo su visionado sin reservas. Esos títulos que mencionas del último cine español son todos muy interesantes y junto con otros tantos hacen abrigar esperanzas sobre un nuevo resurgimiento de nuestra cinematografía que ya llevaba demasiado tiempo dándonos disgustos cuando no, sopor.
    Por supuesto, será un placer pasarme por tu blog y dejar alguna "huella" de mi visita.
    Mientras, un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Coño Teo, has echado esto a andar y no avisas? Quieres que te ponga en el blogroll? No me he dado cuenta hasta hoy que me ha dado por pasar por aquí para ver cual era el título que no recordaba de una de tus perlas.
    Avisame si quieres que te ponga en el blogroll, mismamente en el puto facebook que no me ha dejado entrar en toda la tarde.
    Bueno, ahora como estás con la andorga llena, lo digo por el "marisco" estarás con ganas de dar guerra, ya me di cuenta el otro día cuando comentaste en el post de Bogdanovich.
    Bueno, un abrazo
    Roy

    ResponderEliminar
  4. Ah, la reseña no la leeré hasta que vea la peli, que Urbizu me gusta mucho, "Todo por la pasta" es una incunable, luego "La caja 507" no estaba nada mal, y parece que ha vuelto por esos senderos.
    Pero, no, no leo la reseña hasta que la vea.

    Saludos
    Roy

    ResponderEliminar
  5. Pero hombre, Roy, cómo ese despiste si me "anuncio" por ahí, por los muros (los de Facebook) en un impúdico alarde de súplica para que visitéis mi blog que pide a gritos un mayor volumen de transeúntes. Pero, en cualquier caso, me alegra volver a verte (perdón, leerte) por aquí.
    Así pues, debes dar por supuesto que me interesa que me incluyas en el blogroll y te lo agradezco de veras.
    Haces muy bien en esperar a ver la peli de Urbizu antes de leer mi comentario o el de cualquier otro. A mí también me gusta enfrentarme a las películas de las que espero mucho en un estado virginal, cuando ello es posible. Lo que me extraña en un juez cinéfilo como tú es que a estas alturas aún no hayas acudido a la sala de cine más cercana donde la proyecten. Ya me dirás (o escribirás) tu opinión sobre ella.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Pues Blogrolleado quedas, y seré visitante asiduo, vive dios.

    Otro abrazo para ti.

    Con los problemas que he tenido en internet, la verdad en facebook no he visto nada.

    ResponderEliminar
  7. Hola, Teo: Vuelvo a leer tu comentario sobre "No habrá paz para los malvados", porque en su día, te dejé el comentario en otra sección. Anoche estuve viendo la Gala de los Goya, y me acordé de tí, porque esta película fue la ganadora con, nada menos que seis premios ( La cara que se le quedaría a Almodovar). A mí me gustó, como ya te dije en aquel comentario; Coronado hace una buena composición de su papel (cosa que supongo, tiene un grado de dificultad añadido, debido a la imagen que siempre se ha tenido de él) y me parece merecido su premio; así como el sonido (que en una película de estas características también tendrá sus dificultades),el director y la película; en montaje y guión original no puedo opinar, porque desconozco como son los otros nominados. En definitiva, que esta vez, ha coincidido tu apreciación de la película, con la valoración que ha hecho la academia de cine y te felicito por ello.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Este año, Selegna, pese a la potente competencia de la de Almodóvar, estaba casi cantado que los "cabezones" irían masivamente para la peli de Urbizu porque, en mi oponión, era nítidamente la mejor. Aunque la evidente calidad de una película no ha sido siempre determinante para los parámetros desde los que votan los académicos. A menudo han habido sorpresas que nos dejaron estupefactos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Albricias, Mr Teo.

    Hubo mucha, demasiada paz para mí entre el comienzo y el final de la película, que la enmarcan con un tono conciso, violento, como dos cortos que están diciendo a gritos "aquí va la épica, aquí va el héroe coronado y el duro hálito negro Made in Spain, you know". Esperaba al menos que se mantuviera esta incisión en el resto del anodino metraje, en el que los apenas esbozados malos son los terroristas y no el malvado oficial e incomprendido héroe. Ver a un personaje ingerir cubatas a palo seco una y otra vez no sé si es la mejor manera de caracterizarlo, aunque se extrae cierta indulgencia hacia este acto repetitivo cuando se observa como propio de un documental, "La priva fulminante en los baretos de Hispania", por ejemplo; hay una vez que pide su cubata en una barra y da la impresión de que lo han filmado sin que se entere el camarero, por lo rápido que entra y sale el santo bebedor del local hacia una doblez o trinidad visual o un sobrio pedo de género. Si las otras películas que optaban a los Goya hubieran sido peores, al menos... Pero al autor de "Nadie conoce a nadie", tal vez abducido por algo que desconoce a algo, había logrado una plaza de becario polizonte en una nave comandada por Ford, Hawks o Walsh, vete tú a saber, produciendo un alien de un pulso hiriente, fronterizo con la nostalgia de la nada, el pasado, el honor, etc, y aquí la autenticidad no necesita evidenciarse y convierte a la película de Urbizu en cartón piedra cuando ésta vuelve la cabeza. Si Santos Trinidad con su pomposo nombre se hubiera girado en dirección al cigarral almodovariano le habría sucedido lo mismo, ante una pulcritud cegadora de giallo, acaso lastimada por su conclusión banal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en primer lugar, leyendo tu delirante prosa (que en una extraña cabriola asociativa la he hermanado con la de un Malcolm Lowry con treinta y nueve de fiebre) me han entrado dudas de qué película has visto tú con el título de "NO HABRÁ PAZ PARA LOS MALVADOS". Ciertamente, no es la que he visto yo aunque las imágenes coincidan. En cualquier caso, resulta apasionante (y fatigoso) leer tu texto. Por cierto, me perdí cuando mencionas sin nombrarle a Mateo Gil con su película "NADIE CONOCE A NADIE". No lo pillo. Aunque puede tratarse de un lapsus...
      Vuelve por este rincón.
      Mientras, un saludo.

      Eliminar
  10. Muy de acuerdo con lo que dices, Teo. Es una película que te agarra desde el principio y ya no te suelta. Muy buenas también las dos anteriores y citadas, especialmente "La vida mancha". Y muy acertada tu reflexión sobre nuestro repulsivo "saloncito occidental"

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco tu reconfortante opinión sobre la posible validez del comentario vertido en torno a NO HABRÁ PAZ PARA LOS MALVADOS". Cine potente en verdad, tanto en la soberbia narrativa conseguida por Urbizu, como en los inquietantes contenidos que alimentan su trama.
      Estoy deseando que llegue a buen puerto ese proyecto suyo que si no estoy mal informado, ya está en marcha, de un thriller sobre el caso Paesa. Veremos.
      Un saludo.

      Eliminar
  11. En Colombia, esta película cerró la Muestra de Cine Español, y era una de esas películas que además de los premios/nominaciones, había sido muy bien recibida por bloggeros,m y en verdad, fue un gran trabajo, y una de las mejores películas de género/no género que he visto de España, un saludo: http://asaltovisual.blogspot.com/2012/08/clausura-muestra-de-cine-espanol-no.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Andrés: ciertamente la película de Enrique Urbizu es uno de los trabajos más potentes e impresionantes del cine español de los últimos años. Su férreo guión, el alcance de la historia que nos cuenta, la contundencia de las imágenes y el espléndido trabajo actoral, así me lo hacen creer.
      Un saludo.

      Eliminar