15 de septiembre de 2015

GRAN JUGADA EN LA COSTA AZUL (Mélodie en sous-sol)
(Fr-It) Jacques Bar / MGM / Cipra / CCM / Cité, 1963. 118 min. BN. CinemasScope.
Pr: Jacques Bar y Jacques Juranville. G: Michel Audiard (diálogos), Albert Simonin y Henri Verneuil, basado en la novela de John Trinian. Ft: Louis Page. Mt: Françoise Bonnot. DA: Robert Clavel. Ms: Michel Magne. Dr: Henri Verneuil.
Int: Jean Gabin, Alain Delon, Viviane Romance, Carla Marlier, Maurice Biraud, Claude Cerval, Jean Carmet, José Luis de Vilallonga, Germaine Montero, Rita Cadillac, Henri Virlojeux, Dora Doll, Jimmy Davis, Dominique Davray.
Charles (Jean Gabin) acaba de salir en libertad tras un largo periodo en prisión. El entorno le resulta ajeno.
Cuando llega a su antiguo barrio, apenas reconoce nada. Todo ha cambiado.
Ginette (Viviane Romance), su desencantada esposa, le recibe con cierta frialdad.
En el rostro cansado de Charles no se atisba resignación. Necesita una vida tranquila y acomodada y tendrá que emprender una última intentona para conseguirlo.
Charles visita a Mario (Henri Virlogeux), un delincuente retirado amigo suyo, que le proporciona una valiosa información para dar un golpe en un casino de la Costa Azul.
Nuestro hombre necesita un compañero para llevar a cabo la delictiva hazaña y se pone en contacto con Francis Verlot (Alain Delon), un tipo algo macarra al que conoció en prisión.
Charles conoce bien a las personas y está seguro de que Francis servirá para el trabajo en cuanto le pula los modales y le vista adecuadamente.
Algunas lecciones imprescindibles que llegado el momento servirán para la intimidación.
Un tercer hombre también será necesario y recurren a Louis (Maurice Biraud), el cuñado de Francis, un tipo hogareño que se gana la vida como mecánico.
Con su nueva personalidad, Francis llega a Cannes haciéndose pasar por un adinerado playboy.
. Fin de temporada turística. El paisaje en Cannes es de lo más placentero.
SINOPSIS: Un maduro delincuente recién salido de prisión tras un largo periodo de encierro, pretende llevar a cabo un último trabajo que le permita retirarse definitivamente. Se trata de atracar un casino en Cannes, cuyos planos le ha proporcionado un antiguo compañero. Para la ejecución del golpe necesitará la ayuda de un joven de los bajos fondos al que conoció en la cárcel.
Francis desempeñando su papel de joven atractivo y con dinero para conseguir ligar con alguna de las bailarinas que trabajan en el casino que él y Charles van a atracar.
Noche de ojeo en el casino para ir asimilando el rutinario comportamiento de clientes y empleados.
A estas alturas, Francis ha conseguido engatusar a Brigitte (Carla Marlier), una de las componentes del ballet que el casino ha contratado para la gala de final de temporada.
Brigitte, que se ha enamorado de Francis, se siente burlada cuando percibe que él no lo está de ella.
Fiesta de despedida entre bastidores de los componentes del espectáculo. Mientras, Francis, espera el momento de entrar en acción.
La hora de la verdad ha llegado y el plan se pone en marcha.
Monsieur Grimp (José Luis de Vilallonga), el gerente del local, sorprendido junto a sus empleados por un armado y encapuchado Francis.
Tras ser atracados, la policía llega e intenta recopilar información con las declaraciones de los
desconcertados empleados del casino.
Francis, a quienes todos suponen un cliente del hotel, observa la escena con mucha sangre fría, mientras el dinero del atraco lo tiene junto a él en dos bolsas de viaje.
Charles, situado en la terraza frente a la piscina como otro cliente del hotel, observa impertérrito todo lo que ocurre ante él sin poder intervenir.
Lo que en un determinado momento contemplan impotentes tanto Francis como Charles, es materia reservada por si quien lee esto, ha cometido el error de no haber visto aún esta cinta.
COMENTARIO: Hay realizadores eficaces pero mediocres que un buen día, tal vez tocados por la gracia (y ayudados por la concurrencia de otros factores), consiguen un trabajo inspirado y redondo. Por ejemplo, le ocurrió a J. Lee Thompson con “EL CABO DEL TERROR” y a Henri Verneuil con la que ahora nos ocupa, un polar francés diseñado sobre un milimétrico guión que sintetiza las situaciones reduciendo a lo esencial las líneas de diálogo.
Partiendo de esta premisa, el director apostó por una puesta en escena de precisión matemática en la que las miradas y movimientos de los actores dentro del plano marcan con adecuada gelidez las relaciones entre unos personajes que en razón de su trabajo no pueden permitirse las emociones o, sencillamente, están incapacitados para ellas. En el caso del viejo atracador interpretado por Jean Gabin, son los años pasados en prisión, la experiencia adquirida en décadas de ejercicio delictivo, su conocimiento de la condición humana, lo que le ha llevado a un excepticismo terminal (señalar al respecto, la profunda tristeza que destilan las concisas escenas de él con su mujer). Seres que se mueven en un mundo geométrico, desde el calculado movimiento de las bolas en una mesa de un billar de barrio (sintéticas escenas de presentación del personaje de Delon, primero en su casa con la madre y luego con Charles) a los planos detallados de un casino como “mapa del tesoro” en el que los protagonistas cifran sus expectativas de un ilusorio ajuste de cuentas con la vida.
El acierto de elegir la atmósfera otoñal de un Cannes fuera de temporada, las pinceldas y detalles descriptivos de ese ambiente (hotel, clientes, camareros, piscina, personal del casino, bailarinas) las potentes composiciones de Gabin y Delon con todo el bagaje de su presencia en el noir, la excelente música de Michel Magne y esos magníficos, soberbios, veinte minutos finales, son virtudes que añadir a lo ya expuesto sobre un film que más de medio siglo después no ha perdido un ápice de su interés y que no dudaría en situar entre los mejores títulos del género, a la altura -por qué no- de clásicos intocables.

16 comentarios:

  1. Hola Teo, sigo tu blog desde hace bastante tiempo, y aunque no me haya atrevido a comentar nada todavía sobre el análisis de películas tan variadas e interesantes que nos propones, sí quería decirte que gracias a las entradas que publicas he revisitado películas que tenía olvidadas para poder disfrutarlas de nuevo. Algunas son clásicos maravillosos que siempre es un placer volver sobre ellas buscando nuevas perspectivas o simplemente dejarse llevar una vez más por su magia. Pero sobre todo me has descubierto verdaderas joyas que desconocía o que en su momento, por lo que fuese, no las había visto y las dejé pasar porque el tiempo a veces no da para todo. De ésta en concreto había oído hablar pero no llegué a verla, así que me pongo como tarea su visionado siguiendo tu consejo. Sobre todo por tu recomendación pero también, y quiero ser sincero, porque trabajan Jean Gabin y Alain Delon, que no es moco de pavo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Forastero:
      Tras revelar que has estado siguiendo los contenidos de este blog, solo un pequeño "reproche" por no atreverte a intervenir hasta ahora. No había motivo para esa timidez. Ya habrás comprobado que me encanta responder a los comentarios vertidos por los amigos que pasan por aquí pues dan vidilla y razón de ser a este rincón de cine. Por otro lado, me alegro de que tus paseos hasta Movie Movie hayan despertado interés o simple curiosidad por algunos títulos que probablemente tenías aparcados en los laterales de tu memoria.
      En cuanto a esta cinta de Verneuil, cuando la visites, espero que no te defraude. En cualquier caso, como dices, las presencias de Gabin y Delon son ya una justificación para acercarse a ella.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Estoy de acuerdo en que este "polar" es lo mejor que ha hecho Henri Verneuil, aunque me arriesgo un poco al afirmarlo porque desconozco películas suyas de la primera etapa como las que hizo con Fernandel, o "Un mono en invierno". Por otro lado, "Gran jugada en la Costa Azul" creo que se acerca mucho al gélido universo de Jean-Pierre Melville. Gabin y Delon forman una soberbia pareja que engrandece la película y el final es absolutamente memorable.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de arriesgarse a decir que "GRAN JUGADA EN LA COSTA AZUL" es su mejor película, tienes razón en que tal afirmación -en mi caso- no ha de ser nada categórica pues hace unas semanas, repasando la amplia filmografía de Verneuil, comprobé que había visto tan solo once de sus realizaciones, lo que resta rigor a la apreciación sobre la obra de este realizador. Bien es cierto que de esas once sólo ésta me ha gustado.
      Creo que las concomitancias con el cine de Melville están ahí, aunque se dan más acusadamente en (excelentes) películas como, por ejemplo, "A TODO RIESGO" de Claude Sautet.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Una excelente película precursora de otras tipo "Misión imposible" o "Ocean´s Eleven" que consigue entretener sin tanta profusión de efectos. Alain Delon que todavía no estaba en su mejor momento como actor está bastante bien de todas formas. Y sorprende con su look de chaqueta de cuero a lo Marlon Brando en los primeros minutos, luego ya aparece el guardarropa elegante al que nos tiene acostumbrados.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Maribel: es muy posible que esta película haya resultado seminal para el posterior nacimiento de otras con un esquema semejante aunque, efectivamente, mucho más aparatosas en su resolución formal (y menos rigurosas y emocionantes). Pero puestos a establecer vínculos, "GRAN JUGADA EN LA COSTA AZUL" podría considerarse un eslabón en esa cadena de grandes títulos del "noir" rodados antes y después de la de Verneuil.
      En cuanto a lo referente a Delon, ahí siento discrepar un pelín contigo. Cuando rodó la que ahora nos ocupa, ya había hecho "A PLENO SOL" (considero su Tom Ripley la mejor composición de toda su carrera), "ROCCO Y SUS HERMANOS" con Visconti y "EL ECLIPSE" a las órdenes de Antonioni, amén de otras cintas con menor significación, cierto. O sea, que el muchacho ya tenía un curriculum.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Flor de santidad22 septiembre, 2015

    Moviéndome por los blogs de cine he dado con éste y en una primera impresión lo encuentro muy interesante. Tras leer algunas entradas se agradece la ausencia de dogmatismo y presunción en los post y también me encanta esa preocupación por ir más allá de tópicos al uso. De momento solo me he centrado en películas muy conocidas pero seguiré porque estoy descubriendo otras y directores de los que apenas conozco nada.
    "Gran jugada en la Costa Azul" la vi hace un tiempo en una cadena autonómica y me enganchó tanto que desearía volver a verla y más aún con el estímulo de lo que aquí se dice. Vaya por delante que Delon me magnetiza.
    Muchas gracias y saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, "Flor de santidad": como tu valleinclanesco seudónimo no permite saber si eres hombre o mujer, bienvenido -o bienvenida- a Movie Movie, un modesto parque temático gratuito donde todas las atracciones son estrictamente cinematográficas y carecen de medidas de seguridad. Puedes entrar con la libertad que tú mismo/a te permitas.
      En cuanto a la posibilidad de que vuelvas a ver "GRAN JUGADA EN LA COSTA AZUL", te diré, por si lo ignoras, que hace unos meses se editó en formato blu-ray, lo que te da una buena oportunidad de revisarla en las mejores condiciones y volver a magnetizarte con Delon.
      Mientras, un saludo.

      Eliminar
  5. Para ir con la verdad por delante, he de confesar que Alain Delon es mi actor favorito y a una servidora también le magnetiza, como a Flor de santidad. Dicho lo cual, esta película se encuentra entre las que más me gustan de él. Yo compartiría muchas de las razones que expone Teo Calderón aunque discrepo en que resulte tan fría. En la superficie tal vez sí y en la actitud contenida y distante del personaje de Gabin, pero en algunos momentos la capa de hielo es tan fina y transparente que deja ver lo que se encuentra debajo y vemos soledad, deseo de calor humano, especialmente en los breves cometidos de las dos mujeres de la trama y de forma más sutil en algunas reacciones de "ellos ante ellas".
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tuyo por Alain Delon ya lo sabía, Aurora. Bueno, las enamoradas de este chulazo sois legión y os entiendo. En cuanto a tu reflexión discrepante sobre mis alusiones al clima "polar" de la cinta de Verneuil, debo admitir que en dosis muy pequeñas, en un par de momentos (me gusta tu metáfora de la capa fina de hielo), sí asoman aspectos que pudieran delatar temperatura emocional en los personajes. Agudeza es tu segundo nombre.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Fernando Lázaro29 septiembre, 2015

    Considero que "Mélodie en sous-sol" está hecha con plantillas, la escuadra y el cartabón, lo que entonces se utilizaba en los planos para establecer trayectorias con la lógica y la exactitud de la geometría. Los personajes solo existen y se desplazan como piezas.
    Hubiera preferido que reseñarais títulos como "Du rififi chez les hommes", o "Le cercle rouge" por poner solo dos ejemplos de películas que me gustaron más que esta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respeto tu opinión, Fernando, aunque la discuto en parte porque creo que la utilizas para cargarte la película. Hablando de lógica y de geometría, son "herramientas" combinadas que han utilizado dramática y estéticamente algunos grandes maestros (Verneuil ciertamente está lejos de serlo) para diseñar y construir sus obras, desde Eisenstein a Sergio Leone, pasando por Fritz Lang.
      En cuanto a esos dos títulos que mencionas, se trata efectivamente de dos grandes películas y supongo que será cuestión de tiempo y oportunidad que les toque aparecer en este blog un pelín anárquico, eso sí, en cuanto a selección y orden.
      Un saludo.

      Eliminar
  7. No he visto esta peli, Teo, de Delon, tan sólo he visionado, " Rocco y sus hermanos ", " El gatopardo ", " A pleno sol " ( que me parece la mejor ), " La piscina ", " Los felinos ". Pero bueno, por comentarte algo, te diré, que yo al contrario que todas las chicas, Delon, a pesar de ser un señor muy guapo y un sex-symbol de la época, no es mi tipo de hombre, ( tampoco es que le vaya hacer ascos ) prefiero por comparar ( ya lo sabes ) a Maurice Ronet, le veo más atractivo y más " turbio " ...cosas mías. Teo, sabías que Delon, aparte de sus hijos reconocidos, tuvo uno con Nico, la cantante de Velvet Underground, y a lo que se ve no le reconoció y entonces los padres del actor, que eran mega-católicos, al enterarse de que era sangre de su sangre, y que el niño, sólo se alimentaba a base de patatas chips, pues Nico, era yonkie perdida, y precisamente el subidón de heroína no da precisamente por cocinar... pues se pusieron en contacto con ella y se llevaron al retoño, lo criaron y le llevaron a colegios católicos, la verdad es que si ves las fotos, de Christian Aaron Boulogne "Ari", así se llama el fruto de los "revolcones" con la alemana, es una mezcla de Nico y Delon....no sé más de su vida....y porque te cuento todo esto, porque ya sabes que me gusta hacer un poco de Louella Parsons y he pensado que a lo mejor no lo sabías. Volviendo, al tema, de " Gran jugada en la Costa Azul ", pues no sé si me apetece verla....te soy sincera ( como siempre ) casi prefiero ver " Circulo Rojo ", más que nada porque en Filmin, la puntuan muy alto y las críticas dicen que es de las mejores del astro francés. Y hablando de otra cosa, tienes que explicarme algo de tecnicismos de cine, porque empiezo a interesarme por el tema, ¿ qué es cuando la grúa cae en picado ???, ¿ qué es la secuencia-plano ??? y por último ¿ qué es un trevelling ???....bueno, pues ya te he dado tarea para contestarme.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una lástima que no conozcas esta magnífica película que situaría justo en quinto lugar, detrás de las tres primeras que mencionas a las que añadiría la impresionante "EL SILENCIO DE UN HOMBRE". Y sí, te doy la razón respecto al tirón de Ronet, carismático, atractivo y siempre con trastienda. En "EL FUEGO FATUO" está inmenso.
      Desconocía la existencia, y por lo tanto la historia, de ese otro hijo de Delon; solo tenía noticia de Anthony, el que tuvo con Nathalie Delon, al que vi como actor hace muchos años en "CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA". Lamentablemente no ha heredado el carisma ni el talento de su padre.
      Volviendo a la película de Henri Verneuil, te recomendaría que la vieras compatibilizándola con el visionado de "EL CÍRCULO ROJO" del maestro Melville que también es muy interesante. Las dos, aunque muy diferentes en estilo, pertenecen a ese género llamado "polar" por los franceses.
      En cuanto a esos "tecnicismos de cine" por los que te interesas, son las herramientas utilizadas para conformar un lenguaje de cámara (como el estilo en la literatura). Lo de la grúa creo que lo sabes pues habrás visto funcionando más de una, por ejemplo, en películas con temática de "cine dentro del cine" del tipo "EL CREPÚSCULO DE LOS DIOSES" y "LA NOCHE AMERICANA" (recientemente posteada aquí). Las hay memorables como la que abre "SED DE MAL". Me gustaría mucho describírtela porque es impresionante pero me alargaría. claro que lo mejor es que vieras esa peli.
      El plano-secuencia es el recurso expresivo por el que la cámara (fija o en movimiento) muestra una determinada acción o situación sin cortar el plano y por lo tanto sin utilizar el montaje. Berlanga lo utilizaba mucho y otros directores como Miklos Jancsó.
      Por último, el travelling es cuando la cámara se vuelve móvil desplazándose para seguir al personaje cuando camina o corre. ¿Te acuerdas de ese famoso travelling con que concluye "LOS 400 GOLPES" siguiendo a Antoine Doinel (Jean-Pierre Léaud) en su carrera hasta el borde del mar?
      Bueno, Susan, espero haber resultado suficientemente didáctico (lo hago encantado) aclarándote esas dudas, aunque creo que todo esto, de alguna manera, tú ya lo tenías asimilado pues has visto mucho cine y has leído lo tuyo. Lo sabías pero no sabías que lo sabías.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Flor de santidad11 noviembre, 2015

    Aquí estoy de nuevo, Teo. Respecto a tu duda en mi anterior y primera intervención en este blog sobre si era "bienvenido" o "bienvenida" te diré que lo segundo, lo que supongo no influirá para nada, salvo para dirigirte a mí en femenino.
    Todo lo leído aquí sobre "Espartaco" ha servido para remover mi interés sobre esta película que la tenía un poco olvidada. Voy a seguir el consejo que dabas en tu facebook y compraré el blu-ray para revisarla a gusto y con atención pues son tantas las sugerencias que aparecen en estos comentarios que seguro la veré con otros ojos y la mente más abierta.
    Saludos para todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpa la tardanza pero se me había escapado este comentario tuyo. A veces, una revisión al cabo de los años realizada en óptimas condiciones consigue que descubramos aspectos de una película que en su día se nos pasaron por alto. A mí me ocurrió, por ejemplo, con la "CLEOPATRA" de Mankiewicz. Prueba tú con "ESPARTACO".
      Un abrazo.

      Eliminar