26 de febrero de 2015

ENCADENADOS (Notorious)
(USA) RKO, 1946. 101 min. BN.
G: Ben Hecht y Clifford Odets (sin acreditar). Ft: Ted Tetzlaff. Mt: Theron Warth. DA: Albert S. D'Agostino. Vest: Edith Head. Ms: Roy Webb. Pr y Dr: Alfred Hitchcock.
Int: Cary Grant, Ingrid Bergman, Claude Rains, Louis Calhern, Leopoldine Konstantin, Reinhold Schünzel, Ivan Triesault, Alexis Minotis, Moroni Olsen, Wally Brown, Charles Mendl, Eberhard Krumschmidt, Fay Baker, Antonio Moreno, Ricardo Costa.
El agente gubernamental Devlin (Cary Grant) observa a Alicia (Ingrid Bergman) que de algún modo trata de sofocar su tristeza por la reciente ejecución de su padre acusado de espionaje. 
En el bello rostro de una ensimismada Alicia vemos candor e ingenuidad.
Prescott (Louis Calhern) es el jefe de Devlin en un plan que involucrará a la pobre Alicia.
Convencida por Devlin, Alicia finalmente acepta colaborar sin comprender del todo el alcance y peligrosidad de su papel en esa misión.
Un factor a tener en cuenta en la decisión de Alicia es su progresivo enamoramiento por Devlin quien a su vez  comienza a sentirse incómodo ante la candorosa entrega de la muchacha. 
En esta imagen, queda de manifiesto la mala conciencia de un amargado Devlin obligado a entregar a Alicia en brazos de un nazi al que quiere desenmascarar.
Mientras Alicia ama sin reservas a Devlin, él (que también la ama) no puede ignorar la peligrosa
situación en que la ha colocado.
SINOPSIS: Al término de la II Guerra Mundial, la hija de un espía suicidado, una joven hermosa que trata de olvidar lo sucedido a su progenitor llevando un estilo de vida disipado, es convencida para ayudar al gobierno de Estados Unidos en la misión de desarticular una organización nazi que opera en Brasil y desbaratar así sus planes para conseguir uranio. En el empeño, habrá de utilizar su encanto y belleza hasta tocar el corazón de uno de los componentes de ese grupo y ganar su confianza.
No sabemos a ciencia cierta si el malestar de Devlin se debe al peligro que corre Alicia, o a unos irreprimibles celos por el matrimonio de ella con Alexander Sebastian (Claude Rains), el tipo cuyos planes quiere descubrir.
En la sombría expresión de Sebastian se adivinan sus dudas respecto al "amor" de Alicia por él.
Mme. Sebastian (Leopoldine Konstantin) es una mujer lista y dura. Tiene dominado a su vulnerable hijo Alexander y decide por él lo que debe y no debe hacer.
Una sufriente y enamorada Alicia, intentando hacerse entender por un Devlin cada vez más amargado.
Alicia tras una cortina observa preocupada algo mientras sostiene en la mano una crucial llave.
Alicia muy enferma (está siendo envenenada por su suegra y su marido) recibe la visita de Devlin que ignora la naturaleza de su mal estado.
Finalmente, Devlin comprende la situación casi terminal de Alicia
y decide rescatarla "in extremis".
 
COMENTARIO: Reconozco que a estas alturas resulta difícil no caer en lugares comunes cuando se habla de Hitchcock, pero es que su cine, muy analizado desde hace medio siglo, atrae como el abismo. Y los “vertiginosos”, los que no sabemos esquivar esa invitación de descenso al Maelstrom, vamos descubriendo capas y galerías interiores de insospechados contenidos. Lo insondable de muchas de sus películas, su sentido último, las hace aún más apasionantes, qué duda cabe.
Pero ahora estamos aquí para hablar de “ENCADENADOS”, una de sus mejores películas y también una de las más retorcidas y sombrías de su filmografía; su aspereza, su carencia de humor, la colocan junto con “FALSO CULPABLE” en esa corta lista de films suyos en que el maestro se implicó a fondo con todo lo que ello conlleva. 
Entre el thriller de espionaje (que es casi el pretexto para introducir la dosis de suspense que el público siempre espera) y el drama pasional, que era lo que más le interesaba, discurre este sensacional ejercicio en el que Hitchcock mostró su ilimitado talento y sensibilidad contándonos una historia de amor reprimido e incluso masoquista, revestida de engaño y culpabilidad, a la que aplicó soluciones de puesta en escena tan originales en su concepción como eficaces en su intencionalidad. Porque está claro que Hitchcock era un formalista en el mejor sentido y sus películas resultan apasionantes investigaciones trabajando el lenguaje de la cámara hasta extremos de absoluta perfección. Es decir, mediante despliegues técnicos asombrosos, siempre hallaba la manera más bella, sofisticada y a la vez efectiva de transmitirnos lo que él deseaba. Creo que esto ya lo he dicho en alguna otra ocasión refiriéndome a su obra pero no está de más haberlo repetido ahora. Ahí están el famoso plano-secuencia que recoge sin cortes el cálido besuqueo de la pareja protagonista en la habitación del hotel de Río, o esa grúa descendente en la secuencia de la recepción que comienza con un gran plano general con todos los invitados y termina en un primerísimo plano del puño crispado de Alicia ocultando una llave.
Por otro lado, es forzoso que nos detengamos en el personaje esquinado, constreñido, tenso y profundamente antipático que interpreta Cary Grant. Ese Devlin torturado por el sentimiento pasional que le une a Alicia a la que utiliza fría y calculadoramente a pesar de amarla, y que entrega en brazos de otro hombre, es retratado por Hitchcock en repetidas ocasiones a lo largo de la película, de espaldas con el consiguiente efecto de “ocultación” de su rostro como metáfora del encubrimiento de sentimientos e intenciones. Este comportamiento acaba consiguiendo que nuestras simpatías se desvíen hacia el "malo” oficial, Sebastian (soberbio Claude Rains), al que percibimos como un personaje patético e ingenuamente romántico, vigilado desconfiadamente por sus compañeros nazis, dominado por una madre terrible (como casi todas las de Hitchcock) y que termina siendo “sacrificado” con impasible crueldad en una de las secuencias más sobrecogedoras que podamos encontrar a lo largo de toda la filmografía de Hitchcock.

23 comentarios:

  1. En el arranque, ya es retratado de espaldas Cary Grant. Hubo otros directores que lo hicieron mucho antes (Browning, por ejemplo, que odiaba a los "galanes" y les daba la espalda en cuanto podía).
    ¿Qué decir de la película? Una de mis preferidas de Hitchcock, hasta me atrevería a colocarla entre las tres mejores del director. Lo tiene todo, desde el mejor beso de la historia, hasta la mujer más enamorada pasando por uno de los mejores villanos. Pero sobre todo lo que has dicho tú, es una lección de cine formalista, de cómo estudiar el plano, cómo mover la cámara, no de cualquier modo como hacen algunos para lucirse, sino con un claro objetivo dramático.
    En fin, una maravilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suscribo lo que dices, Ethan, pero con algunas matizaciones que para eso estamos aquí, para verbalizar nuestras filias y ópticas, mayormente.
      También la considero una de las tres o cuatro mejores pelis de Hitch, en primer lugar, por el grado de intensidad a la hora de estudiar esa torturada relación amorosa de Devlin y Alicia, por los hallazgos expresivos de una insólita audacia (que hemos enumerado) y por la severa inmisericordia a la hora de construir los personajes. En cuanto al "villano" de turno, ese Sebastian, como apuntaba, nos llega al corazón -valga la expresión- por su vulnerabilidad. Para mí, el mejor "malo" de la filmografía hitchcockiana es el Philip Van Damm que consctruyó con la ayuda del inmenso James Mason en "CON LA MUERTE EN LOS TALONES" (otro malo engañado).
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Una obra maestra absoluta sin duda, quizá mi favorita de Hitchcock junto con "Vértigo" y "Los pájaros", películas las tres de "despliegues técnicos asombrosos", como dices, y estudios sin igual del alma humana. Vamos, que tan grande como Nietzsche y Tolstói.

    Un abrazo, Teo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis favoritas de Hitchcock se encuentran entre las de la etapa de madurez. "VERTIGO" la mejor, por supuesto. Pero "ENCADENADOS" la considero sin duda la mejor de las rodadas en la década de los cuarenta. Equiparar el cine de Hitch, en su alcance y profundidad, con Nietzsche y Tolstói, puede sonar a "boutade" pero no lo es en absoluto.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Teo, a ver como puedo comentar esta peli de Hitch, voy a ser sincera ( siempre lo soy? No es de mis favoritas a pesar como decis que sea tecnicamente perfecta y la tengo difusa, a pesar de la presencia de los actores, Cary Grant, como siempre sobresaliente, La Bergman, bellísima, con ese rostro dulce y esa mirada de candor, menos mal que en este caso el maestro del suspense, no la vistió con un traje de chaqueta gris. Es una historia turbia, de espionaje, pero esa parte de la trama...me dio igual, lo que me gustó es el romance de la pareja, porque como ya hemos dicho muchos veces, creo que Hitch, era un romántico empedernido; en sus pelis siempre ahí una mujer atormentada, deprimida, loca, enferma y un hombre que viene a redimirla...yo lo veo así, además esta mujer es acosada, por elementos ajenos a ella, un ama de llaves completamente trastornada, una madre que domina a su hijo, etc, etc, etc.Bien como te decía, lo que me importa de la peli, es la historia de amor, ese personaje de Cary Grant, antipático y frío hasta decir basta, que antepone su profesionalidad para capturar al nazi, entregandole a Alicia, a pesar de amarla...Alicia, sufriente, entre su marido un impagable Claude Rains, un actor que se sale....enamorada perdida del agente, que encima la metidó en una misión, que no entiende para nada y creo que en el fondo la importa un bledo. En fin, como te decía, en el fondo la historia si la analizas es muy simple en el sentido de trama, es el maestro Hitchkock, quién la hace complicada y cargada de emociones y pasiones, verás Teo, a veces cuando veo del inglés, me parece como si contemplara por momentos algo irreal no en lo que cuenta, sino en su tratamiento obsesivo de plantearlo al público, además la manera que tiene de mover la cámara es compleja, pero la maneja como si la camara o los planos, no sé si me entiendes ??? tuvieran vida propia, aparte de los personajes, eso le hace único en el cine; te pongo un ejem, en " EL HOMBRE QUE SABÍA DEMASIADO ", hay una secuencia en la Dorys Day, camina sola por la calle ( con el famoso traje gris ) y parece completamente irreal, he visto la secuencia varías veces y hay algo en ella, en primer lugar Doris, caminado sola, mirando hacía los lados, luego está la calle desierta, fantasmal, parece un decorado y luego es la cámara la que nos dirige a la acción....en fin....creo que me hecho un lío y me está pasando como a la pobre Alicia-Ingrid, que no entiende nada de nada...y lo que más me gusta es el famoso beso de los protas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Susan. De acuerdo en que Hitch era un romántico, aunque este término, tratándose de él, va sazonado con ingredientes (algunos anómalos) que complican el concepto. Pero, sí, sí lo era y queda muy claro en películas como la que nos ocupa.
      En cuanto a que sus mujeres (casi siempre rubias) tienen que ser redimidas en sus traumas y carencias por los hombres que las conocen y aman, es cierto a medias. A veces, se da lo contrario y son ellas las que "salvan" o "condenan" al macho. Un ejemplo: la Bergman con paciencia y amor salva de sí mismo a Gregory Peck en "RECUERDA". Otro en clave más frívola: la señorita Kendall (Eva Marie Saint) reconvierte al indolente, inconsistente y pagado de sí mismo Roger Thornhill (Grant) en un hombre comprometido, responsable y audaz (por amor, claro). En otras, es la mujer la que destruye al hombre, aún sin proponérselo, como la sobrina (Teresa Wright) a su tío (Joseph Cotten) en "LA SOMBRA DE UNA DUDA". Como te digo, hay de todo en la obra del maestro. Pero siempre con muchas capas a estudiar.
      Lo que escribes de la cámara de Hitchcock, es cierto que consigue (a veces no se sabe cómo) esa atmósfera extraña e irreal que nos sumerge y nos identifica con los personajes y sus estados de ánimo o sufrimientos. En eso y en muchas cosas más, era un genio. Fíjate, con ser la famosa secuencia sin cortes del amoroso besuqueo de Grant y la Bergman la más admirada y comentada siempre (yo, como espectador, llego a sentir "físicamente" la humedad y temperatura de los labios de ella), para mí, el mejor beso en una peli de Hitchcock (aunque incomparablemente corto respecto al que comentamos) es el que le planta sorpresivamente Grace Kelly a Grant en "ATRAPA A UN LADRÓN" cuando él la acompaña hasta la puerta de su habitación en el hotel. Es de un erotismo y belleza que la primera vez que vi la peli, me desmayé (o así).
      Un beso (nada que ver con los de Hitchcock, lamentablemente).

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Como bien dices, es una de las películas más oscuras del maestro Hitchcock por la sobrecarga de crueldad que arrastra esa historia de amor, lo que la convierte una de las más siniestras. Ya tiene mérito que consiga que Cary Grant con su personaje nos caiga gordo. Ni siquiera lo consiguió en "Sospecha" donde a pesar de presentarle como un presunto asesino, seguía cayéndonos simpático. Pero aquí no porque su comportamiento no es de recibo para con esa mujer tan enamorada.
    Me paso la vida preguntándome si me gusta más que "Vértigo" o no. De lo que no dudo es de que para mí son sus dos cumbres. En eso creo que no soy original.
    Magnífico post, Teo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La inmisericordia de Hitchcock hacia sus personajes en esta película (la crueldad sin límites de la última secuencia con el pobre y abandonado Sebastian quedando a merced de sus compinches, es un ejemplo) alcanza cotas que no volverían a verse hasta "FRENESÍ". Por otro lado, en alguna ocasión, tras finalizar la proyección de "ENCADENADOS", me he preguntado si un hombre como Devlin estará capacitado para hacer feliz a una mujer como Alicia. No estoy muy seguro de que la calculadora frialdad de él (capaz de meter en la cama de otro hombre a la mujer que ama para alcanzar otros fines de "mayor trascendencia") pueda ser disuelta por la amorosa calidez y entrega sin reservas de una mujer tan candorosa y enamorada como ella.
      No te tortures más, Gonzalo, quédate con "VERTIGO" y no te equivocarás. Además, eligiendo ese título no tienes por qué renunciar a los demás...
      Un saludo.

      Eliminar
  6. Gisela Sanchez27 febrero, 2015

    Hola Teo, he leido los resumenes de Retorno al pasado, Encadenados y Esplendor en la hierba y me las apunto como pendientes para ver, también veré Vertigo que en los comentarios a salido varías veces.
    Como ves, aúnque voy viendo películas, me faltan muchos títulos clásicos por ver. Las últimas que he visto han sido All about Eve que me pareció fantastica. Camille, Jezebel, Gigante, El Halcón Maltés... . Iré tomando nota de tus comentarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Gisela. Me encanta que desde Facebook llegues hasta este rincón donde lo que prima es la pasión por el cine. Allí puede que también pero sólo de vez en cuando y siempre con un barniz de frivolidad. Pero, en fin, hay que divertirse.
      "VERTIGO" también está reseñada y comentada en este blog. Basta con que pinches "Alfred Hitchcock" en la lista de directores y aparecerán todas las pelis de este maestro posteadas aquí. ¡Menuda selección de obras maestras has visto últimamente! Me alegra igualmente que los comentarios que se vierten te sirvan para ir descubriendo o recordando títulos fundamentales en la historia del cine.
      Ya sabes, tienes que volver. Un beso mientras tanto.

      Eliminar
  7. Película de intriga y espionaje en su apariencia, romántica en su fondo, sazonada con capas de tortura psicológica, masoquismo y mucha mala leche (en el mejor sentido de la expresión). Si se observa en toda su dimensión no deja de ser un amor a cuatro bandas. Alicia enamorada de Devlin, Sebastian enamorado de Alicia, mme. Sebastian "enamorada" de forma posesiva de su hijo y Devlin... ¿realmente ama a Alicia? ¿Es realmente amor lo que siente por la mujer que él mismo acaba arrojando a los brazos de su verdugo? Sin duda, el personaje de Grant es el más logrado de toda su filmografía. Es antipático y lacerante en sus comentarios. Tortura psicológicamente a su enamorada y pese a ello Alicia es el mayor ejemplo de amor comprometido, profundo y hecho a prueba de bombas que se puede observar en una pantalla.
    Pese a la fama que tienen el primer beso de ambos en Río y el redentor beso final (ambos prodigiosos, lo reconozco), yo me quedo con el beso de ambos en la puerta de la bodega, en el que todas las tensiones acumuladas de ambos (sobre todo ella) se liberan en ese momento. Todas las escenas previas de ambos, controlando las botellas de champán, parecen una danza de ellos dos: el preámbulo al acto del amor (sazonada con toques de suspense que lo hacen todavía más excitante), hasta culminar en ese beso que él pretende hacerla creer a ella que lo hace para disimular la caída de la botella pero que en realidad es el culmen de su deseo ya irreprimible por ella; y para Alicia supone su entrega a él por completo, despojándose así (por esos breves instantes) de la represión a la que se encuentra sometida.
    Hitchcock filma todo un ejercicio de amor apasionado (el de ella) y turbio (de él) a la vez, que resulta ser, de modo sutil y elegante, una manifestación febril y romántica del acto sexual, encubierto sólo en parte por capas de crueldad, intrigas y asesinatos no visibles que engrandecen aún más a esta película inagotable y de las más carnales que servidora ha encontrado. Erotismo en estado puro.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo por menos, Miriam, que inclinarme con el sombrero quitado ante tu preciso y bellísimo análisis de "ENCADENADOS". Huelga decir que estoy totalmente de acuerdo con lo que escribes y tus reflexiones sobre la película resultan de una ejemplar lucidez y expresadas con diáfana sintaxis. Consigues -te lo digo con sinceridad- que las mías parezcan balbuceos de simio. Pero ya ves que coincidimos en la emocional apreciación de esta obra maestra inagotable.
      Por todo ello, ¡alabado sea el cine de Alfred Hitchcock! que nos hace sentir con tanta intensidad, despertando y estimulando lo más adormecido de nosotros mismos. En suma, arrojando luz inmisericorde sobre ignorados rincones de nuestra naturaleza, descubriéndonos.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Tuvieron que venir los franceses a descubrirnos los fluidos subterráneos que recorrían las películas de Hitchcock. Antes solo se le consideraba "el mago del suspense". Uno de mis libros de cabecera es "El cine según Hitchcock" con esas largas y apasionantes entrevistas con él y François Truffaut donde ambos analizaban todos y cada uno de los trabajos del maestro. Después de leer vuestros comentarios no puedo estar más de acuerdo en que "Encadenados" es uno de los mejores Hitchcock, aunque mi favorita oscila entre "La ventana indiscreta" y "Vertigo", las dos con mi James Stewart.
    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, efectivamente, fueron los muchachos de "Cahiers" los que mayormente "descubrieron" el valor de la obra de muchos directores que hasta ese momento se los consideraba meros artesanos. De Hitchcock solo se nos vendía su talento para crear argumentos y atmósferas angustiosas y su habilidad para fabricar suspenses. Ahí nos deteníamos hasta que Truffaut y sus compañeros se empeñaron en "abrirnos los ojos".
      Nada que objetar a tu justificada admiración tanto por el gran James Stewart como por títulos como los que mencionas. El mío es "VERTIGO" como creo que ya sabes. Una película insondable.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Es verdad que poco se puede decir a estas alturas de Hitchcock, uno de los pocos directores con los que se ponen de acuerdo público y crítica. En “Encadenados” la pareja protagonista tiene una química innegable. La inexpresividad del personaje de Grant da protagonismo a las dotes interpretativas de Ingrid Bergman sensual y vulnerable como nunca. En el papel de Alicia pasa mucho tiempo aturdida por un café envenenado y por diversos licores o despertando magníficamente de la resaca. El alcohol unido al uranio es también el imposible macguffin. Hay otras escenas a destacar además del ya mítico desafío al código Hays en la escena del beso. Recuerdo por ej. la hábil construcción del suspense en las escenas de la fiesta en las que la cámara se fija en las manos de Alicia y las llaves. Quizás no es la mejor película de Hitchcock pero tiene la quintaesencia del genio.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Sí, muy acertados tus apuntes, Maribel. Porque "ENCADENADOS" es una obra con todos los ingredientes en perfecta conjugación y dosis para alcanzar ese punto, ese "sabor" que nos haga exclamar ¡es un Hitchcock en estado puro!. Y bueno, luego cada uno de nosotros tenemos nuestra "mejor película de Hitchcock", lo que entre nosotros ha venido alimentando todos los análisis, estudios, discusiones y elucubraciones en torno a su cine. Ya te digo, apasionante e inabarcable.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. J.L. Llamazares14 marzo, 2015

    Se habla de esta película como una de las más románticas de Hitchcock, pero a mí siempre me ha parecido de una crueldad insoportable. ¡Cómo se ceba el maestro con el personaje de Alicia! Pocas veces que yo recuerde lo ha pasado tan mal una mujer enamorada.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Resulta evidente que "ENCADENADOS" es una película profundamente romántica, aunque también es verdad -ahí te doy la razón- que el tratamiento de la (turbia) historia de amor entre Devlin y Alicia es uno de los más inmisericordes que contabilizo en la filmografía de Hitchcock.
      Un saludo.

      Eliminar
  12. Quizá en esta película podamos situar la madurez de "Hitch" a la hora de abordar sus más oscuras obsesiones, por ello la podemos considerar la primera obra de madurez personal y la cinta que preludia de manera clara lo que vendría años más tarde, ese algo que alcanzaría su cénit con la impresionante película que es "VÉRTIGO" (ya ves, Teo, coincido contigo). Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "ENCADENADOS" podríamos considerarla, efectivamente, como la primera puerta que nos abre Hitchcock a su complejo, turbio y apasionante universo interior. Luego vendrían para confirmarlo, "ATORMENTADA" y "EXTRAÑOS EN UN TREN", si bien entre medias se colaron un par de títulos a mi juicio poco interesantes como "EL PROCESO PARADINE" y "PÁNICO EN LA ESCENA" ("YO CONFIESO", por sus características, habría que analizarla aparte).
      Qué voy a decirte respecto a "VERTIGO". Por supuesto que coincidimos plenamente.
      Un saludo.

      Eliminar
  13. Qué decir que no se haya dicho ya sobre esta peli...Es una de mis películas preferidas y de las que más veces he visto. Gracias a gente como tú, Teo, cada vez que vuelvo a verla descubro un nuevo detalle, o plano, o mirada. Este hombre conseguía con un solo plano transmitir al espectador toda la maldad de un personaje como el de la madre. Y ese final, como bien dices, tremendamente sobrecogedor y escalofriante. Para mí es una película redonda.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vez calmado mi natural alborozo por tus dos recuperaciones (la grande y maravillosa que te otorga la vida y la lectiva que te devuelve a estos rincones de la Red), compruebo que engrosas las filas de quienes consideramos que "ENCADENADOS" es una de las grandes obras maestras de Hitchcock y me alegra que algunas de las cosas que por aquí se dicen de esta película te ayuden a revalorizarla más y más con cada nuevo visionado. Es lo que de apasionante tienen algunas obras maestras, que nunca acabamos de desprender capas y capas descubriendo sucesivos contenidos y significados. En eso, por fortuna, la mayoría de los films de Hitch nos proporcionan muchos motivos para volver sobre ellos sin llegar nunca al fondo de ninguno.
      Un beso.

      Eliminar