4 de agosto de 2013

NIAGARA
(USA) 20th Century-Fox, 1953. 89 min. Color.
Pr: Charles Brackett. G: Charles Brackett, Walter Reisch y Richard Breen. Ft: Joseph MacDonald. Mt: Barbara McLean. DA: Lyle R. Wheeler y Maurice Ransford. Vest: Dorothy Jeakins. Ms: Sol Kaplan. Dr: Henry Hathaway.
Int: Joseph Cotten, Marilyn Monroe, Jean Peters, Casey Adams (Max Showalter), Richard Allan, Denis O´Dea, Don Wilson, Lurene Tuttle, Russell Collins, Will Wright.
Una luminosa y promocional sonrisa antes de comenzar el rodaje.
Recién despertada, con ese increíblemente bien perfilado labial, la sensual Rose (Marilyn Monroe) contempla con desencanto a su dormido marido en la cama de al lado.
Rose, que tiene sus propios planes, decide comenzar el día sin su marido George (Joseph Cotten).
Rose efectúa su irrupción en el guateque de sus vecinos enfundada en un provocativo vestido magenta y sin ropa interior (hace mucho calor).
George, enfermo de celos, contempla la escena desde la ventana de su cabaña.
Ella parece ignorarle y sólo desea disfrutar del momento y de una canción titulada "Kiss".
Polly (Jean Peters) y Ray (Casey Adams), una pareja de recién casados, contemplan la escena.
SINOPSIS: Una pareja de recién casados llega a las cataratas del Niágara en viaje de novios y se instala en un camping. Allí conocen a sus vecinos de cabaña, otro matrimonio compuesto por un huraño individuo con problemas mentales agudizados por los celos y una sensual y espectacular rubia sexualmente desatendida que planea con su amante deshacerse del marido.
Mientras suena la música en el pick up, Rose se une a ellos y pronto entablan amistad.
En el rostro de la insatisfecha Rose se adivina el ansia por reunirse con su amante clandestino.
Otro tenso momento previo a la cita amorosa en la que se dirimirá la suerte del marido de Rose.
El atormentado George, sospecha de las andanzas de su esposa y la sigue sin que ella lo perciba.
La belleza de Rose resplandece en cualquier circunstancia.
El terrible momento que todos odiamos en esta película por las consecuencias que trae para Rose.
La estupenda Jean Peters, en el rol de Polly, en esta ocasión cedió protagonismo a nuestra Marilyn, pero es ella quien cierra la película con una inesperada confesión en la que comprende perfectamente a la pobre Rose, ingenua hasta con sus planes criminales.
COMENTARIO: En esta ocasión, el trabajo de Henry Hathaway, uno de los más seguros, hábiles, prolíficos, eclécticos y, en ocasiones, inspirados artesanos de aquel Hollywood fenecido, brilló especialmente en este tenso drama resuelto en clave hitchcokiana (sin duda, al maestro Hitch le hubiera gustado filmar este argumento de haber caído en sus manos) y enmarcado en un espectacular y metafórico escenario que cobra casi tanto protagonismo como los personajes. 
No obstante, por encima de todo, debemos suponer que se trataba de conseguir un vehículo diseñado por la Fox para que sirviera de fulminante lanzamiento a la emergente Marilyn Monroe. Y ¡vaya si lo consiguieron! Ella, desde su primera aparición en el film adormilada en la cama bajo una reveladora sábana, luce especialmente bella y sensual y a partir de ahí, la película contiene prolongados planos y movimientos de cámara cuyo único fin no es hacer avanzar dramática­mente la trama, sino mostrarnos en todo su esplendor la exhuberante y liberada carnalidad de Marilyn. En este sentido, la cámara efectúa estratégicas panorámicas y travellings exclusivamente dedicados a su legendaria, esplendorosa y cimbreante popa). Por eso el prolongado climax final al borde de las cataratas, ya sin ella, carece de temperatura pese a lo bien filmado que está.
Eso sí, la película se cierra con el interesante personaje de la modosita Polly (una espléndida Jean Peters inevitablemente eclipsada por Marilyn) ya a salvo y reinsertada en su conformista normalidad de recién casada, efectuando unas jugosas reflexiones en voz alta.

18 comentarios:

  1. Muy didáctico tu comentario y también muy revelador de tu predilección por la Monroe, incluidas las estupendas fotos que has elegido. No es de las películas que más me gustan de esta mítica estrella que a todos caía bien pero reconozco que tiene algunas escenas inolvidables como esa en la que Rose irrumpe en el guateque del camping pidiendo guerra con ese vestido brillante y ajustado. Entiendo el entusiasmo desbordado que despertaba en los hombres.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, reconozco que a mí lo de Marilyn se me nota mucho. Pero ¿qué quieres? todos tenemos nuestros mitos. Generalmente, esta "enfermedad" la contraemos en nuestra juventud (en mi caso, antes), esa etapa efímera en la que mezclamos conceptos con entusiasmo y sin rigor.
      "NIAGARA" fue un hito en los años cincuenta del pasado siglo y convirtió a Marilyn Monroe en una de las maravillas de la naturaleza. De hecho, una frase que rezaba algo parecido fue utilizada como lanzamiento de la película.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. En su dia subí una entrada sobre éste thriller que bien podia ser de Mr. Hitchcock como apuntas..ella no puede estar más guapa y sensual, ese Kiss me es delicioso.
    Asi que no puedo estar más de acuerdo contigo. Jean Peter era tambien guapisima pero claro..las escenas las roba todas Marilyn. el que me parece un marido papanatas es el de la primera, es decir el de Jean Peter..¡tontisimo!. Sin embargo Joseph Cotten está muy bien como marido celoso y obsesionado...¡pobre!
    No es la interpretación que más me gusta de MM, es decir la prefiero en otras como Bus Stop o Con Faldas y a lo loco por poner un ejemplo, pero ésta siempre me gusta porque me quedo con la boca abierta en cuanto aparece con ese vestido...no me extraña nada el efecto que causaba en los varones..uff para subir la temperatura en éstos dias!! (jaja)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Abril. Tienes razón, "NIAGARA" parece un Hitchcock sin Hitchcock. Ahora mismo se me derrite el paladar al imaginar lo que hubiera podido hacer el maestro con la Monroe. Nunca lo sabremos ¡mecachis!.
      Efectivamente, Marilyn no fue dirigida en esta película para componer su personaje con matices. Creo (y también Hathaway) que con su explosivo físico y ese estratégico vestuario bastaba para dibujarlo ante el espectador y era suficiente que se paseara moviendo el pandero delante de una fascinada cámara para que todos "comprendiéramos" con entusiasmo de qué iba la cosa.
      Gracias por activar ese enlace que nos da ocasión de escuchar la famosa canción "Kiss".
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. "Niágara" siempre la recordaré como la primera película que vi de Marilyn Monroe y donde la descubrí. Me sorprendió gratamente, no recuerdo bien la historia pero siempre tengo la sensación de que fue una gran película, me sumo a la famosa escena con el vestido rojo (la que más recuerdo)y la canción kiss me de fondo, toda una oda a la exuberancia. También la escena de las cataratas, y la joven Jean Peters estupenda.
    Hoy cinco de agosto, la recordamos más que nunca a ella, a Norma.
    P.D: Fabulosas las fotos sobre todo la primera.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mar. Mi primera película de Marilyn (que yo recuerde) fue "EL PRÍNCIPE Y LA CORISTA" en un cine de barrio en Valladolid. Ahí fue mi revelación. Todas las demás pelis que estrenaban de la rubia entonces no estaban "autorizadas para menores de 16 años" (en aquella época existía en España la Censura).
      Deduzco por tu comentario que hace mucho tiempo que no has visto esta película. A finales de este mes editan aquí un blu-ray con una versión restaurada y también la de "BUS STOP" en las mismas condiciones. Una buena ocasión para hacerles una visita y renovar criterios.
      El complemento gráfico (importantísimo para mí) que acompaña mis post en el blog procuro cuidarlo mucho en la medida de mis posibilidades.
      Un abrazo, Mar.

      Eliminar
  4. Hola Teo, bonito homenaje en el aniversario de su muerte a una de tus musas.NIAGARA, esta sí la he visto, un triller muy respetable, la historia está bien contada, en un entorno de lujo... los actores magnificos, Jean Peters, destacaría el trabajo de Joseph Cotten, que como ya te he comentado otras veces, me parece un actor soberbio. Sobre Norma que puedo decirte, no siendo mi film favorito, donde más me gusta es en VIDAS REBELDES, pero aquí la rubia más famosa del cine, se luce de maravilla, el vestido rosa un lujo en ese cuerpazo; la escena que más me gusta es la de la cataratas con el típico impermeable amarillo, y también cuando sube la escalera y se le caen las cosas del bolso, creo recordar entre ellas un labial...de esos que ya no se encuentran.Vaya que a mi si me gustó esta peli y bastante.
    Las fotos como siempre cuidadísimas y sensacionales.

    Un beso querido Teo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo, Susan, en que Joseph Cotten fue un espléndido actor y en esta película volvía a demostrarlo. Casi siempre, la calidad de sus actuaciones pasaba desapercibida para el gran público por ese estilo entre discreto y natural y por esa ausencia de divismo que le caracterizó a lo largto de toda su carrera.
      Sobre Marilyn, en fin, ya digo por ahí arriba lo que significó su paso por esta película (que llenó las arcas de la Fox) y por supuesto tienes razón en que en "VIDAS REBELDES" conseguía una composición escalofriante, pero todos sabemos que aquella película, aquel rodaje, tuvieron unas características muy dramáticas y especiales. En cambio, en "NIAGARA" solo tenía que mostrarse muy sensual y mover el pandero delante de la cámara que la seguía como un perrito. No la pidieron más.
      Gracias por tu fidelidad a este rincón. Un beso, Susan.

      Eliminar
  5. Hola Teo, sinceramente, no daba para comentarte, porque no vi este film de MM. Viendo este post, me estoy bajando la peli, luego te comento.. pero esta nuca la había visto. Vi tres pelis de ella: Vidas rebeldes, que creo que fue su última filmación para ella y Gable y después vi Los caballeros las prefieren rubias y Cómo casarse con un millonario. Estas fotos que pegaste dicen mucho, un bomba sexual, muy voluptuosa, con razón los espectadores (platea masculina) quedaban locos por ella... Te mando un abrazo, luego del visionado te comento lo que me pareció el film.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien, Malvi, espero ese comentario en cuanto veas "NIAGARA". Esas otras tres películas que mencionas también están posteadas en este blog, basta que vayas a la columna de directores y pinches en Howard Hawks (LOS CABALLEROS...) y Jean Negulesco (CÓMO CASARSE...) para llegar a ellas.
      Mientras, un abrazo.

      Eliminar
  6. Coincido con todo lo que dices en tu entrada. Me gusta mucho esta peli que siempre va asociada en mi recuerdo a un viaje que hicieron, siendo yo una cría, mis padres a Niágara. Recuerdo que me contaron la historia de unos turistas que pasaron la noche a la deriva en un barquito, una historia muy inquitante que siempre me hizo ver esta peli con una cierta desazón. Guapísima y sensual Marilyn y su popa cimbreante, eres único empleando la ironía...me ha encantado esa expresión. Opino como Abril, el marido de la Peters no me gusta nada!, sin embargo ella, Jean Peters, me encanta en esta peli y, por supuesto, Joseph Cotten, un actor que me gusta muchísimo con esa mirada suya tan particular que parece recién despertado de un sueño profundo.

    He disfrutado recordando contigo Niágara, una de esas pelis que siempre me gusta volver a ver cada cierto tiempo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué miedo! a la deriva en el Niagara y cerca de las cataratas... Sin duda, eso seguro que te condiciona el visionado de esta peli.
      El actor que interpreta al marido de Polly, Casey Adams (que años después se cambió el nombre por el de Max Showalter), creo que lo eligieron especialmente con cara y modales de panoli para no crear una tensión sexual complementaria e innecesaria dentro de la trama. Es un personaje "sexualmente desactivado". Joseph Cotten -ya se lo comentaba a Susan Lenox- está soberbio, como de costumbre. Tú lo describes muy bien. Gracias por piropear mi ironía, pero con esa rubia era fácil lucirse verbalmente.
      Un beso para ti, Myra.

      Eliminar
  7. Una película muy grata, con unas imágenes espléndidas y una Marilyn Monroe espectacular. Uno se pregunta qué habría pasado si hubiese trabajado para Hitchcock, hubiese sido muy interesante pero la Monroe no posee -a mi entender- la frialdad que sí poseían la mayoría de las protagonistas de los films del maestro del suspense, puesto que Marilyn es puro fuego andante.
    Por lo demás, decir que la película es impecable, aunque al final me deja con ganas de algo más: quizá un mayor desarrollo en la ambigua relación que se establece entre Cotten y Peters, y una mejor definición en el personaje de la Monroe, al que rápidamente se da carpetazo. Y totalmente de acuerdo con que el marido de Jean Peters es un personaje repelente.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Miriam. Bueno, Hitchcock trabajó en varias ocasiones con actrices "calientes" pero tal vez conseguía transmitir la sensación de que las metía un buen rato en la nevera antes de rodar con ellas. Creo que el experimento de Hitch dirigiendo a la Monroe hubiera resultado un reto, cuando menos, apasionante.
      En cuanto a esa ambigüedad que mencionas en la relación de Polly con el pobre George creo que no es tal. Ella misma reconoce que su recién estrenado marido es un imbécil asexuado que en pleno viaje de novios prefiere irse a pescar con su jefe que estar entre sábanas con ella. Entonces Polly se interesa por ese hombre que ama sin ser amado, porque le ve atormentado e indefenso, y hasta creo que calcula lo que podría haber hecho con y por él.
      Por lo que respecta al personaje de Rose, simplificando, lo veo de la siguiente forma: instintiva y poco inteligente, se casó con él buscando una seguridad y pronto se dio cuenta de que ese hombre no iba a progresar en la vida y que tampoco sabía atender sus necesidades en la cama. Partiendo de esta premisa, la consecuencia de ello es lo que vemos en la película.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Teo, pensaste que me olvidaba de esta peli, pues no. La vi, y te diré que el personaje de Cotten está a su altura, impecable. Me gustó ese vínculo raro entre él y Polly. Ahora el bobo de su marido, sin palabras, la cara lo ayudaba, pobre Polly, un marido más inactivo se llevó. En cuanto a MM ella siempre tan tan tan.... moviendo su pandeiro jajaja.. única, los primeros planos a ella, son más que acertados, muy sensual la chica. Debo reconocer que no es de mis favoritas, entiendo que los hombres mueran por ella, pero actoralmente estuvo bien, analizando algunas miradas, estaban acordes a lo que estaba actuando... a mí sin embargo me gustó que se fuera de la peli abruptamente y quedara en el centro Polly :) creo que la Peters era hermosa, pero bueno estaba Marilyn. Me hubiera gustado saber como se hubiera lucido con el maestro del suspenso, realmente tiene aire Hitch, la peli. Muy lindas imágenes seleccionaste, Teo. Y tú coment delata que estás muerto por la Monroe. Ah y te encontré en las escaleras del Niagara, mientras Polly estaba con George, tú estabas a los besos con la Monroe... (fuera del set) por eso en esa secuencia no aparece Rose en el set... mira si eres piyuelo, mi querido Teo.. Besos, chevalier del cine.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Resulta gratificante, Malvina, que este post te haya empujado a ver "NIAGARA". Como ya he dejado claro, la película no es una obra maestra pero sí un producto muy bien diseñado y consecuente con sus intenciones. Por ello, el director Hathaway no creo que pusiera mucho empeño en matizar el personaje de Rose, bastaban unas cuantas pinceladas y el rotundo físico que aportaba la estrella en ciernes.
      En cuanto a la supuesta "rareza" del vínculo establecido entre Polly y el atormentado George, ya intentaba explicarle a Miriam un poco más arriba el por qué yo no veo tal "rareza" o ambigüedad.
      Pues sí, Malvi, creo que has descubierto mi secreto: siempre he sido fan de la señora Loomis por eso me revienta lo que le hace su marido en el "campanile". Respecto a lo que ocurría en las escaleras del Niagara mientras rodaban el bueno del Cotten y Jean Peters, pues verás, aproveché que... ah, pero esa es otra historia.
      Un beso, querida amiga.

      Eliminar
  9. Te comento en Niagara porque Bus Stop la tengo muy lejana. En cambio Niagara la vi hace no muchos meses y me gustó bastante. Me resultan bastante interesantes esos Hitchcock sin Hitchcock como "Testigo de cargo" "Charada" o "Niagara". Por si fuera poco Joseph Cotten es uno de mis actores favoritos. Marilyn que tenía un impresionante magnetismo con la cámara y aquí se ve claramente en la escena del vestido rojo.
    A Jean Peters no la he visto en muchas películas, pero en ésta cumple perfectamente. Tanto ella como Marilyn son actrices muy atractivas aunque cada una en su estilo completamente diferente.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Existe un Hitchcock sin Hitchcock que me cae muy simpatico. Se trata de un auténtico facsímil en el que llegaron a utilizar a Ernest Lehman, el guionista de "CON LA MUERTE EN LOS TALONES" y el secundario más hitchcockiano, Leo G. Carroll. Me estoy refiriendo a "EL PREMIO" de Mark Robson en el que hasta Jerry Goldsmith imitaba a Bernard Herrmann.
      De Marilyn en "NIAGARA" creo que ya lo hemos dicho todo y también del gran Joseph Cotten. En cuanto a Jean Peters para mí quedó inmortalizada sobre todo por dos espléndidas películas, "LA MUJER PIRATA" de Jacques Tourneur y "MANOS PELIGROSAS" de Sam Fuller.
      Un abrazo.

      Eliminar