10 de julio de 2013

UN REY EN NUEVA YORK (A King in New York)
(GB) Attica, 1957. 109 min. BN.
Ft: Georges Perinal. Mt: John Seabourne. DA: Allan Harris. Vest: John Wilson-Apperson. EE: Wally Veevers. Pr, G, Ms y Dr: Charles Chaplin.
Int: Charles Chaplin, Dawn Addams, Oliver Johnston, Michael Chaplin, Maxine Audley, Joan Ingram, Harry Green, Sidney James, Phil Brown, Jerry Desmonde, Robert Arden.
El destronado y arruinado rey Shadoff (Charles Chaplin) discute su delicada situación con su embajador en Estados Unidos (Oliver Johnston).
En su ajetreado exilio americano, Shadoff recibe la inesperada visita de su elegante y comprensiva esposa, la reina Irene (Maxine Audley).
La bella y persuasiva presentadora de televisión Ann Kay (Dawn Addams) trata de convencer a Shadoff de que acepte aparecer en la pequeña pantalla.
Shadoff con problemas de garganta. ¿Se trata del hueso de una aceituna?
Ann Kay luciendo modelazo y belleza en una sala de fiestas.
Shadoff dejándose llevar por los evidentes encantos de Ann Kay que ya tiene perfilados sus planes profesionales para con él, con la ayuda de una cámara oculta.
SINOPSIS: Shadoff, el depuesto rey de Estrovia, un imaginario país europeo, llega a Nueva York con la esperanza de iniciar una nueva vida, pero su ministro de finanzas, que le había precedido en el viaje, decide huir a Sudamérica con todo el dinero del confiado monarca. Ahora, nuestro regio arruinado intenta asimilar sin éxito el american way of life, pero después de varios embrollos, ya harto de la locura que preside la sociedad americana, decide regresar a Europa, a los brazos de su esposa que le espera en París.
Durante una de sus visitas protocolarias, Shadoff tiene ocasión de conocer al pequeño Rupert Macabee (Michael Chaplin).
El chaval con su reivindicativa verborrea de izquierdas, deja sin aliento a nuestro Shadoff.

El destronado rey finalmente se deja convencer para hacerse una operación de cirugía estética y el resultado parece no satisfacerle.
Shadoff dejándose fotografiar por la insistente Ann Kay para anunciar una bebida espirituosa.
Añado esta imagen de Dawn Addams (tomada durante el rodaje de la película) para que comprendáis mejor mi pasión juvenil por la chica. 
COMENTARIO: Tres años después de haber rodado “MONSIEUR VERDOUX”, Charles Chaplin abandonó Estados Unidos en los estertores del maccarthismo (que persiguió con especial saña a artistas e intelectuales de Hollywood) forzado al parecer por las presiones ejercidas sobre él por quienes consideraban incomodante su postura, reflejada con nitidez en sus películas, llegando a calificarla de "antiamericana". De ahí, que tuviera que comparecer en 1949 ante el inquisitorial Comité de Actividades Antiamericanas. Chaplin se olió lo que se le venía encima y decidió irse de “vacaciones” con toda su familia.
El autor de "TIEMPOS MODERNOS" se refugió en Europa y esta película fue la primera que rodó a este lado del Atlántico. No podía por menos que tratarse de una sangrante, resentida sátira apuntando a diversos objetivos sobre los que disparó sus (envenenados) dardos en una caricaturizante burla que pretendía dejar al descubierto la estupidez y superficialidad generalizada, la televisión, el rock'n roll, las películas en Cinemascope (!), hasta llegar a lo que más le afectaba: el Comité de Actividades Antiamericanas. A Chaplin, comprensiblemente, se le va la mano en algunos momentos pero los resultados son las más de las veces contundentes y enormemente divertidos. Su puesta en escena, cegatamente denostada en su momento por quienes la consideraron anticuada y estática, resulta, si nos fijamos, de una justeza, limpieza y serenidad (en una película poco "serena") ejemplares, con un muy sabio uso del plano medio y el general.
Para terminar, una nota subjetiva: el que suscribe no puede resistirse a confesar haberse enamorado en su pubertad y primera adolescencia de la encantadora Dawn Addams a quien el cine dió pocas oportunidades, a pesar de haber trabajado con directores de la talla de Otto Preminger y Fritz Lang, y cuya peculiar belleza es homenajeada por Chaplin en muchos momentos de la película pero especialmente en la breve y desopilante secuencia del baño espiado.

16 comentarios:

  1. A mí también me parece una película muy buena, Teo. Me alegra que destaques la puesta en escena, estoy muy de acuerdo con la valoración que haces de ella. Por cierto, y ya que lo citas, "Monsieur Verdoux" es mi film favorito de Chaplin junto con "Luces de la ciudad".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Gonzalo. "MONSIEUR VERDOUX" puede que sea el film más audaz, el más arriesgado, de toda la filmografía de Chaplin. Consecuentemente, el público de la época le dio la espalda. En cambio, "LUCES DE LA CIUDAD" es muy Chaplin, quizá con un exceso de sentimentalismo pero, de todos modos, genial.
    Mis favoritas de Charles Chaplin son las dos últimas que rodó, es decir, la que nos ocupa en este post y "LA CONDESA DE HONG KONG". No sé si serán las dos mejores, pero son las que más gustan y emocionan, sobre todo, la última.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. La ví por primera vez el verano pasado y me reí muchísimo. Estoy bastante de acuerdo en su analisis amigo Teo, excesiva pero certera, una pelicula muy en la linea del genial cineasta.
    No puedo decir cual es la que más me gusta porque unas me conmueven y otras me divierten a partes iguales.
    De la actriz, es verdad que no es muy conocida, al menos para mí, pero sin duda una belleza.:-)

    Un beso amigo Teo y ¡feliz verano!(otra vez)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que "UN REY EN NUEVA YORK" es como un revanchista ajuste de cuentas de Chaplin (que yo apruebo) con los que le dieron primero la espalda y luego la patada, y a la vez una desopilante denuncia de la engreída estupidez americana.
      Dawn Addams ocupó y protagonizó muchos sueños de mi juventud. Pero, como Grace Kelly, ella prefirió casarse con un príncipe, éste italiano. Y también como Grace, murió joven, víctima de un cáncer, a los 54 años. Seguro que la viste, sin conocerla, en varias películas ("CANTANDO BAJO LA LLUVIA", "LA REINA VIRGEN", "LA TÚNICA SAGRADA", "LA LUNA ES AZUL", "LOS CRÍMENES DEL DR. MABUSE", "EL TULIPÁN NEGRO", "TRES AZAFATAS"...)
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Feliz verano también para ti, Myra. Yo haré lo que pueda (esta vez más bien poco).
      Mientras, un beso.

      Eliminar
    3. Chica, que no doy una. Creo que es la segunda vez que me ocurre contigo. Tengo una ex novia psicóloga y aprovecharé la circunstancia extraordinaria de que no me odia para tumbarme en su diván y que me explique por qué te llamo Myra. Y es que para mí, Abril y Myra, sois como dos mellizas. Algo tenéis en común sin pareceros y en mi mente averiada os intercambio. Cuando con la ayuda del psicoanálisis averigüe la clave, ya te lo contaré. Perdóname, Abril, vallisoletana de adopción.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Teo, pues otra peli que no he visto del gran Chaplin, en este momento, creo recordar haber visionado, " EL CHICO " " LUCES DE BOHEMIA" y el " GRAN DICTADOR ". Los films de Chaplin, no sé por qué me dan pena, por supuesto que también me hacen reir, pero recuerdo, ahora la escena, en que está hambriento y se come los cordones de las botas a modo de espaguetis y otra en la que está mordisqueando un mendrugo de pan y al ver al perro que tiene a su lado hambriento, parte un trozo y se lo da.Creo que Chaplin fue un actor fuera de lo común, un payaso con alma de actor, que creo un personaje para explicarnos muchas cosas a los seres húmanos.
    No sé si sabrás, supongo que sí, que a una de las actrices que trabajo con él durante años, no recuerdo su nombre en este momento, pero cuando empezó el cine sonóro, las cosas comenzaron a irle de mal en peor, pues bien Chaplin, la pasó una pensión de por vida, esto demuestra que era generoso y no sé olvidaba de los que estuvieron a su lado. Sobre su vida privada se ha dicho de todo, que si era insoportable y etc, etc, etc.... ya hablamos hace poco, sobre que fue acusadó de comunista y cogió a toda su familia sin pensarselo y se fue ni más ni menos que a vivir a Suiza, donde murió.
    Como siempre excelente post querido Teo.

    Un besazo y qué ganas tengo de que se pasé el verano, jajajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susan, atrapados como estamos algunas veces en la ociosidad, pues nada, una de estas tardes-noches tontas que nos regala el verano, antes o después de nuestras vacaciones, podías rellenarla con el visionado de esta peli. Pasarás un rato muy divertido... e ilustrativo.
      Chaplin, efectivamente fue un genio muy preocupado siempre por el ser humano y el entorno social que lo condicionaba, por las injusticias que segrega la sociedad capitalista. Y todas esas inquietudes sociales que la engreída estupidez americana llamó "comunismo", Chaplin lo supo plasmar -entre carcajadas- en todas sus películas.
      Pero, querida Susan ¿por qué tienes tanta prisa por que pase el verano? Ten en cuenta que en otoño todos seremos más viejos (pero me temo que no más sabios).
      Otro besazo para ti.

      Eliminar
  5. Si he visto esta peli no lo recuerdo así que será cuestión de volver a verla, o de verla por primera vez...
    Me encanta Chaplin y su manera de denunciar las injusticias de una sociedad hipócrita y superficial.

    Ya sabes que a mí también me gusta muchísimo "La condesa de Hong Kong", esa sí que la he visto muchas veces. "Candilejas" también me gusta y me emociona.

    Un beso, Teo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Myra: me inclino a pensar que no la has visto porque de haberlo hecho en algún momento de tu vida, es casi seguro que alguna escena se te habría quedado enganchada en la memoria. Tiene varias memorables.
      No creo que te sea difícil rescatarla. Existe una magnífica edición en DVD y en septiembre sale el blu-ray.
      ¡Ay, "LA CONDESA DE HONG KONG"!, una de las comedias románticas más bonitas que he visto en mi vida. Creo que la habré visitado una docena de veces. La tengo posteada en este blog.
      Un beso para ti, Myra. Y deseo que estés pasando un feliz verano.

      Eliminar
  6. Un amigo me ha prestado el dvd de "Un rey en Nueva York" y he podido verla pues no la conocía. Tienes razón en lo de que es una película muy vengativa y Chaplin se despachó a gusto con la sociedad americana. Pero me ha gustado mucho y tiene secuencias de carcajada.
    Teo, te alabo el gusto porque esa actriz Dawn Addams que no conocía es guapísima y entiendo tu enamoramiento juvenil (jajajaja).
    ¡Feliz verano!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien por tu amigo, el que te ha prestado el DVD, y me alegra que entre el dueño de este blog y la amabilidad de tus amistades, hayas tenido ocasión de conocer finalmente esta poco difundida pero espléndida obra de Chaplin.
      Dawn Addams, efectivamente nunca alcanzó el estrellato (y eso me ha dolido, entonces y ahora) por lo que no me resulta extraño que no la conocieras, sobre todo si no tienes la edad "suficiente". Hollywood no le dio ninguna oportunidad de emerger y tuvo que venirse a Europa para seguir trabajando hasta que se casó, apartándose del cine. Además, murió joven.
      Otro beso para ti.

      Eliminar
  7. Teo, otra vez yo… ya me habías avisado de este post, no sé si te acuerdas. Hace poco lo compartí en mi FB, especialmente para que mis compañeros de la carrera de Historia, conocieran este film de Chaplin made in GB. Rescato todo lo que mencionas sobre la historia que mostró en su momento este genio, perseguido como tú bien dices a fines de la década del ´40 por el MacCarthismo… Realmente el que 20 años después se iba a convertir en Caballero de la Reina de Inglaterra, quiso vengarse muy especialmente del Comité de Actividades Antiamericanas por ponerlo en la lista black por presunto comunista. Lo cierto es que fue un grande para retratar las injusticias de cada época, más del sistema capitalista, tan descarnado, como el que ostentaba (ostenta) E.U., obviamente con su toque de sátira, pero detrás de lo burlesco hay una gran crítica desde el aspecto sociológico si se quiere. Por eso creo que fue tildado de comunista, por su mirada ácida y burlesca de la sociedad consumista americana. También tenemos que entender esa coyuntura histórica de la posguerra, donde E.U., resulta la principal potencia y la que “fríamente” se enfrentara a la URSS… Si comprendemos ese contexto, comprendemos cómo nació este maravilloso film… Yo particularmente no me olvido de mi escena favorita. ¿Adivina? Síii esa síi, la del jovencito Rupert, el redactor-jefe de la revista escolar (Michael Chaplin), me encanta cuando el rey le pregunta qué lee y el niño le dice: Marx y el primero lo asocia con el comunismo y Rupert le contesta ¿hay que ser comunista para leer a Karl Marx?. Y sigue: “cualquier forma de gobierno me fastidia”… y prosigue más enérgico señalando con su dedo índice y no le deja hablar al rey y le machaca sobre el monopolio y el exceso de poder… mientras el pobre rey se sienta sobre un pastel jajaja…Una verdadera joya. Nada más que agregar, tú aquí lo dices todo. Ah, que buen gusto tienes, Teo, digo por el enamoramiento que tuviste de Dawn Addams, que prefirió al príncipe de Roccasecca, yo creo que tú eras muy niño para ella. Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Malvina, gracias otra vez por tu nueva incursión en este blog. Efectivamente, Chaplin con esta cinta quiso ajustarle las cuentas a esa sociedad (o a los que la representaban) que le impidió seguir su carrera y el discurso social articulado a lo largo de todas sus películas que tanto hacían reír a la gente. La risa es un buen edulcorante para tragar píldoras amargas (de carácter concienciador).
      ¡Oh, mi Dawn Addams! Cómo latía mi corazoncito de tan sólo doce añitos en aquel vetusto Valladolid cuando vi esta película por primera vez. Aquella "pasión" me duró mucho tiempo. Entonces, lo de la diferencia de edad no tenía importancia para mí. Y por lo que puedo comprobar actualmente, sigue sin tenerla.
      Un abrazo, Malvi.

      Eliminar
  8. Siendo una obra de Chaplin lo que mas me ha impresionado es ese final con el niño avergonzado y llorando debido a su delación. Es terrible, y desde luego Chaplin se vengaba así de la conducta de las autoridades americanas. La escena con la manguera, casi al final, del Rey ante el comité, es muy liberadora y divertida. Es una buena película, aunque a mí me entusiasma un poco menos que a ti. Desde luego se entiende que no hiciese mucha gracia a los estadounidenses, ya que cuestionaba duramente la falta de libertad y el clima irrespirable durante la "caza de brujas" del famoso senador. Y es que los americanos nos han colonizado con su cultura, y ésta en muchos casos deja mucho que desear, como nos muestra Chaplin con su irreverente película.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu comentario me parece muy perceptivo y, efectivamente, "UN REY EN NUEVA YORK" es eso, un desaforado ajuste de cuentas de Chaplin con aquellos que representaban el sector más estúpido e intolerante de una sociedad engreída y paranoica, muy representativa de aquellos restrictivos tiempos. Un (largo) periodo que sufrieron quienes, desde la lucidez, se atrevían a "reflejar" aquel estado de cosas, aunque, como en el caso de esta película, se hiciera con espejos deformantes.
      Un saludo.

      Eliminar