31 de mayo de 2013

MODESTY BLAISE, SUPER AGENTE FEMENINO (Modesty Blaise)
(GB) 20th Century-Fox / Modesty Blaise Ltd., 1966. 119 min. Color.
Pr: Joseph Janni. G: Evan Jones y Harold Pinter (sin acreditar), inspirado en el comic de Peter O'Donnell y Jim Holdaway. Ft: Jack Hildyard y David Boulton (secuencias de Amsterdan). Mt: Reginald Beck. DP: Richard MacDonald. Vest: Beatrice Dawson. Ms: John Dankworth. Can: Benny Green y Evan Jones. Dr: Joseph Losey.
Int: Monica Vitti, Dirk Bogarde, Terence Stamp, Harry Andrews, Michael Craig, Clive Revill, Scilla Gabel, Rossella Falk, Tina Aumont, Alexander Knox, Joe Melia, Saro Urzi, Antonio Bisacco, Michael Chow.
La imprevisible y sofisticada Modesty Blaise (Monica Vitti) con traje, peluca y accesorios de faena.
Una Modesty relajada en horas no lectivas.
Modesty sabe que si lo necesita, siempre estará disponible. Se trata del intrépido Willie Garvin (Terence Stamp), más que un amigo.
El avieso y refinado Gabriel (Dirk Bogarde), con su batín estampado, controlando sus criminales negocios. 
Modesty desayunando con croissant en su sofisticado apartamento que es a la vez su cuartel general.
SINOPSIS: La imprevisible superagente femenina Modesty Blaise es requerida por los servicios secretos británicos para que trate de recuperar un cargamento de diamantes robados por secuaces a las órdenes de Gabriel, un maestro criminal cuyos sofisticados métodos lograron burlar todas las medidas de seguridad.
Paul Hagan (Michael Craig) y Sir Gerald Tarrant (Harry Andrews) son los jefes de Modesty y parecen muy preocupados por sus incontrolables métodos de trabajo.
Ella en cambio, con el Mediterráneo de fondo, procura combinar trabajo con placer.
En las calles de Amsterdam, Modesty es salvada de una encerrona por su intuitiva habilidad y por los certeros puñales de su amigo Garvin.
Un lúdico y musical intermezzo en la película: mientras ella se zampa un enorme helado de cuatro sabores, él le canta una canción.
Modesty y Gabriel, antagonistas pero procurando mantener las formas.
COMENTARIO: Dentro de la trayectoria del autor de "EL SIRVIENTE" es fácil comprender este film -que en su día defraudó a muchos- como un encargo realizado sin mucho amor, una pieza tan manierista como caprichosa sugerida por las bandas dibujadas de O'Donnell & Holdaway que hace tiempo publicaban algunos diarios de gran tirada. Y es a partir del comic como hay que entender algunos aspectos de su chocante puesta en escena (la forma de moverse los actores, el vestuario, el color, los decorados op-art).
Sobre el papel, la historia es mínima por lo que Losey, ese maestro contumaz en dibujar la decadencia social, aquí se recreó en las secuencias, alargándolas, llenándolas de símbolos, recurriendo a constantes de su filmografía (de nuevo aparece la falta de moralidad en las acciones, la ausencia de ideales, el espíritu destructor de las mujeres), en una jocosa reducción al absurdo. Desde la mirada fría y deshumanizada del director, no hay héroes ni fuerzas del bien en el film, los famosos diamantes no hacen sino pasar de manos negativas a manos negativas y Modesty es el último peldaño de una escalera que no conduce a ninguna parte.
En el capítulo interpretativo es de recibo destacar las divertidas creaciones del excelente Dirk Bogarde, un actor habitual en los films de Losey, que aquí incorpora un "malvado" que en determinado momento y a causa de un peligro inmediato pasa de una actitud pasiva a la acción, despojándose de su aparato externo (peluca, petulancia, afemina­miento) y un inolvidable Clive Revill en un doble papel (el secretario de Gabriel y el belicoso jeque Abu Tahir) y que a continuación rodaría dos memorables películas a las órdenes de Billy Wilder ("¿QUÉ OCURRIÓ ENTRE MI PADRE Y TU MADRE?/AVANTI" y "LA VIDA PRIVADA DE SHERLOCK HOLMES"). En cuanto a la sorprendente elección de la musa de Antonioni para incorporar esa controvertida heroína de comic, sin duda contribuyó a que buena parte del público de la época no supiera muy bien por dónde coger esta descolocante cinta que a mí, sin embargo, siempre me ha fascinado. 

12 comentarios:

  1. No tengo el gusto o el disgusto de haberla visto pero si mencionas a Clive Revill el inolvidable Carlo Carlucci de Avanti ! y La Vida privada de Sherlock Holmes..ahí me tienes ganada porque me encanta, el actor y las dos películas de Wilder, la primera sobre todo.
    Ésta que reseñas ¿no es el alter ego de 007 ?..

    Un abrazo amigo Teo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en esta película, que espero llegues a ver, nuestro Clive Revill desempeñaba un doble papel. Era el puntilloso secretario de Gabriel y un jeque árabe padrino de Modesty. Muy divertido en ambos.
      Y sí, "MODESTY BLAISE" se rodó en plena fiebre jamesbondista y en su capa más superficial pretendía parodiar aquella saga 007 uniéndose a cintas como "FLINT, AGENTE SECRETO", "CASINO ROYALE" o "¿DÓNDE ESTÁN LOS ESPÍAS?".
      Un abrazo, Abril.

      Eliminar
  2. Casualmente vi esta película en la tele hace un par de años. Recuerdo que no me gustó nada porque la encontré extraña y caótica y parecía como una broma del director al que hubieran puesto en sus manos un holgado presupuesto para que hiciera lo que le viniera en gana. Pero leyendo tu comentario tal vez ocurriera que aquella vez le presté poca atención.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, esa impresión negativa sobre la película de Losey la tuvieron muchos cuando se estrenó. Hay que tener en cuenta que este director nunca antes había levantado sospechas de que pudiera embarcarse en un producto tan "liviano" después de ofrecernos títulos como "EL CRIMINAL", "EVA", "EL SIRVIENTE" o "ACCIDENTE". El público cuando asistió a la proyección de "MODESTY BLAISE" se quedó ojiplático y no se lo podemos reprochar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. J.L. Llamazares01 junio, 2013

    Solo he tenido ocasión de verla por televisión y debo confesar como Aurora que no me esperaba algo así viniendo del tío que había dirigido "El sirviente". Confieso que su modernez pop me descolocó bastante y diría que la peli me defraudó bastante. Hasta Monica Vitti parecía muy despistada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que al venir firmada por Joseph Losey con todo su bagaje en lugar de, por ejemplo, un Richard Lester, contribuyó a que el público de la época no admitiera aquello porque no era lo se esperaba. En cuanto a la elección de Monica Vitti para incorporar a la supergente Modesty, aún hoy, después de casi cincuenta años, me lo estoy preguntando.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. La vi hace unos "pocos de años" y aunque me gustó, me resultó el glamour en el que se desenvolvía la chica.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Tío Antonio, bienvenido a este rincón de cine. Pues sí, "MODESTY BLAISE", al ser una sofisticada parodia de las películas que seguían la moda sesentera de los superagentes secretos y todo ese estilizado universo, el glamour era consustancial a la operación y ahí está adornando muchas de sus secuencias de manera un tanto extravagante, eso sí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Teo, la vi hace no mucho, más que nada por los protagonistas Dick Bogarde y Mónica Vitti, a él simplemente lo adoro y ella era la musa y esposa de Antonionni, del cual creo haber visto todos sus films. La Vitti me parece una mujer guapísima, con un estilazo alucinante, es junto con Virna Lisi, de mis pocas rubias favoritas. Bien vayamos con MODESTY BLAISE.
    Modesty Blaise” es un canto a la sinvergonzonería más sana y glamurosa, con unos personajes que dan rienda suelta al desbarre de los actores y una gran oportunidad para que Monica Vitti, una gran cómica también, se luzca y se cambie cada dos por tres de modelazo, a cual más inaudito y original. Su estética ferozmente pop, sea en su vestuario, sus decorados o su música, se combina con alocados diálogos o situaciones paródicas sacados de otros films. Lástima que la película resultara un fiasco comercial y pasara al olvido, aunque inaguró una veta que otros continuaron como por ejemplo Ralph Thomas, con esa espléndida joya de la serie B, que no me acuerdo del título pero que protagonizo la guapísima con Elke Sommer. Losey creo que perdió su seguridad en la comedia y por eso no dio pie con bola en comedias posteriores. Al menos nos queda este sofisticado “tripi psicodélico” que hará las delicias de un público libre de prejuicios que se pueda sorprender ante el arrojo de esta propuesta tan, casi, demencial. Por último una recomendación muy subjetiva pero, para entendernos, si quieres regalar una peli a un amigo-a, que sea muy moderno o del estilo gafa-pasta, no dudes regalales MODESTY BLAISE.

    Querido Teo, un post muy pop y alegre.

    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo que pensaba cuando confeccioné el post que de esta cinta ya nadie se acordaba... Pero llegas tú, mi querida Susan, y me plantas un magnífico y entusiasta comentario que me devuelve la moral, máxime teniendo en cuenta tu juventud que en principio te hubiera alejado aún más de ella. Pero, claro, no tuve en cuenta la presencia de Dirk Bogarde (que te encanta) y Monica Vitti, esa musa que inspiró algunas de las mejores películas de Antonioni, director que tú admiras.
      Sin duda, cuando te refieres a esa peli que hizo la rubísima Elka Sommers a las órdenes de Ralph Thomas siguiendo la estela de esta "MODESTY BLAISE", te refieres a "MÁS PELIGROSAS QUE LOS HOMBRES" que se rodó al año siguiente de la de Losey.
      Gracias por esa recomendación envuelta para regalo que tendré en cuenta... para cuando se edite el DVD.
      Mientras, un abrazo.

      Eliminar
  6. ¡No me digas que el problema de la cinta es Monica Vitti! Como el comentario Vogue (qué gracia me ha hecho esto) ya lo ha escrito Susan, no insistiré, pero qué clase la de la musa de Antonioni. Qué modelos y qué estupenda está. Leí hace tiempo que el personaje estaba desdibujado, que sus peleas eran "de mentira" y que el tono cómico no la ayudaba, pero a mí me parece muy sofisticada.
    A Dirk Bogarde sí lo vi extraño en su papel, me sorprendió gratamente, aunque me chocaba (quizás como a otros la Vitti), no estaba acostumbrada a verlo así :). Muy acertado.
    Monica de rubia o de morena era/es bellísima y como dice Susan, una cómica maravillosa. Ahora está enferma la pobre. A mí me gusta muchísimo un modelito que lleva en "Amore mio aiutami", con mi querido Sordi, que si supiera coser me lo hacía; uno negro con una mariposa en el trasero. Huy, que me he ido...Tengo fotos guardadas de los protagonistas de la peli porque son muy bellas .
    Terence Stamp también me gusta mucho en su papel.

    Me gustaría echarle un vistazo al cómic, supongo que será muy pop, como la película.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde la premisa de que el origen de Modesty es el comic, tiene cierta gracia esa afirmación de que el personaje de la superagente femenina está "desdibujado", jajajajaja!
      No, no, el problema de la película de Losey, si lo tiene, no reside en la elección de la Vitti que es una de esas actrices de físico tan poco convencional como a la vez muy, muy atractiva y unida desde siempre y para siempre a algunas de las mejores películas de Antonioni. Su elección para encarnar a Modesty Blaise, sencillamente sorprendió a mucha gente. Luego, viendo la película, comprendimos todos (o casi todos) que su presencia, su estilo entre sofisticado y distante, aportaba material complementario al "dibujo" del personaje.
      Hace unos cuarenta años, recién licenciado de la mili, conseguí un volumen encuadernado como un libro del comic "Modesty Blaise". Luego se lo presté a mi novia de entonces y cuando un par de años después rompimos, me devolvió el rosario de mi madre pero se quedó con el comic. De no ser así, Belane, lo tendrías a tu disposición.
      Por favor, sé generosa con tus seguidores y regálanos de vez en cuando (a través de tu muro o de tu blog) alguna de esas fotos que atesoras de Monica y Albertone.
      Mientras, un abrazo.

      Eliminar