25 de enero de 2013

¿QUÉ OCURRIÓ ENTRE MI PADRE Y TU MADRE? (Avanti!)
(USA-It) United Artists /Phalanx / Jalem / Mirisch / PEA, 1972. 144 min. Color.
G: Billy Wilder & I.A.L. Diamond, basado en la comedia de Samuel Taylor. Ft: Luigi Kuveiller. Mt: Ralph E. Winters. DA: Ferdinando Scarfiotti. Vest: Annalisa Nasalli. Ms: Carlo Rustichelli. Can: Gino Paoli, , V. Fassone, G. Capaldo, Don Backy, Cordifelrro-Cardillo y Bertini-Marchetti. Pr y Dr: Billy Wilder.
Int: Jack Lemmon, Juliet Mills, Clive Revill, Edward Andrews, Gianfranco Barra, Franco Angrissano, Franco Acampora, Pippo Franco, Giselda Castrini, Lino Coletta, Raffaele Mottola, Giacomo Rizzo, Harry Ray, Ty Hardin, Yanti Sommer, Janet Agren.
El ejecutivo Wendell Armbruster Jr. (Jack Lemmon), acostumbrado a ser obedecido, recala en el hotel de Capri donde se hospedaba su difunto padre. Le atiende el solícito gerente Garlo Carlucci (Clive Revill).
Wendell conoce a Pamela Piggott (Juliet Mills), la hija de la mujer que acompañaba a su padre en el momento del accidente y que se encuentra en la isla por  el mismo motivo que él.
Wendell y Pamela, tras el inicial desencuentro, acaban bañándose juntos en las cristalinas aguas del Tirreno.
Pamela, con su anatomía generosa y desinhibido comportamiento, provoca algún percance con los pescadores del lugar, situación que inútilmente intenta minimizar su atribulado acompañante.
Después del accidentado baño, regreso feliz al hotel.
Una cena "romántica" en el restaurante del hotel. Ella parece feliz, en cambio él calcula sus posibilidades para  sonsacarla una vital información. 
SINOPSIS: El hijo de un magnate americano fabricante de césped sintético viaja hasta Ischia, en la isla de Capri, para hacerse cargo del cuerpo de su padre, muerto en accidente mientras veraneaba en un hotel-balneario. Allí entrará en contacto con una joven inglesa que resulta ser la hija de la amante secreta del difunto, fallecida también en el mismo accidente. Tras el shock de este descubrimiento se iniciará un acercamiento entre ambos.
Wendell, luchando contra el tiempo en su intento de recuperar el cadáver de su padre, tiene en todo momento la inestimable ayuda del eficiente Carlo Carlucci.
Bruno el camarero (Gianfranco Barra) sueña con regresar a Estados Unidos de donde fue deportado.
Wendell y Carlo negocian con el mafioso local Arnoldo Trotta (Franco Angrisano) la recuperación de los cadáveres secuestrados.
La paciencia del autoritario Wendell Armbruster es limitada y sus continuos choques con las relajadas costumbres latinas le provoca dolores de estómago.
Han bastado sólo unos días para que las bostonianas defensas de Wendell se vengan abajo y se deje seducir por el candor y la mente abierta de Pamela.
El representante del Secretario de Estado, J.J. Blodgett (Edward Andrews) será quien finalmente con su ejecutiva intervención resuelva el problema de la repatriación de los cadáveres.
COMENTARIO: Tras la singular y memorable “LA VIDA PRIVADA DE SHERLOCK HOLMES” (¡cómo me gusta esa película!), el lado sentimental de un Billy Wilder ya con sesenta y ocho años volvía a aflorar en “AVANTI” con mayor evidencia cuando tras someter a su bostoniano protagonista, un alto ejecutivo de estrictas costumbres, a los socavantes embites de la extroversión mediterránea, toma partido enredándole en una impensada historia de amor que pulveriza sus corsés de puritanismo y engreimiento. A partir de ese momento, Wendell Armbruster Jr. (de nuevo, un espléndido Jack Lemmon) es sometido a una acelerada transformación que desembocará en una “usurpación” de la ignorada y recién descubierta imagen del padre.
Sol, hedonismo e ingeniosos y, como siempre, punzantes diálogos de la sabia y veterana mano del autor de "EL APARTAMENTO" y su inseparable I.A.L. Diamond, son los ingredientes con los que juega esta comedia que filtra su romanticismo a través de un tono desenfadado hurtado a los maestros italianos del género. Añadiría que en la concepción y el tratamiento del personaje de la deliciosamente rolliza Pamela Piggott (Juliet Mills), en la delectación de la mirada sobre ella, se detectan, en algunos momentos, gotas de ese gusto por el placer que nos hace recordar el cine de un provecto Jean Renoir.
Para cerrar esta breve reseña, no puedo por menos que destacar los impagables personajes del gerente del hotel Carlo Carlucci (Clive Revill) y el agente del Departamento de Estado, a través de los cuales el binomio Wilder-Diamond suelta sus penetrantes y muy bien contextualizadas críticas y sus (ahora lo sabemos) proféticas puyas, especialmente en boca del segundo, ese J.J. Blodgett genialmente asumido por el actor Edward Andrews.

18 comentarios:

  1. Otra perla, querido amigo Teo.
    ¡Sensa fine...! me parece escuchar las notas de esa agradable melodia a lo largo del metraje en los momentos más románticos y relajados. La transformación de un estresado Wendell Armbruster(Jack lemmon mejorando con la edad) en ese marco ideal de la isla mediterranea con sus típicos y tópicos comportamientos (entre lentos y mafiosos)Iestá contado con una sabiduria, un romanticísmo melancólico que me "enamora", una vez más el cine de Wilder. Divertida y sacástica. La pareja logra una quimica estupenda pero es que los secundarios,como bien dices, están están a la altura.
    Creo recordar que los desnudos estaban censurados, en el DVD se puede comprobar que la escena de la roca no está doblada al castellano. Lo de los calcetines es para troncharse.
    Me ha gustado mucho que la traigas a tu espacio porque es otra de mis favoritas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "AVANTI" es sensorial, romántica, vitalista, y se nota que Wilder saboreaba cada momento y lance de esa historia de "educación sentimental" que experimenta ese -como tú dices- "estresado" ejecutivo de esclerotizados conceptos morales llevado gradualmente al huerto por el astuto y tolerante Carlucci, el epicureísmo del entorno y por "esa gorda" que se cuela primero en su habitación para luego remodelar su bostoniano corazón.
      Efectivamente, cuando la película se estrenó en 1973, aún funcionaba aquí la Junta de Censura y esos desnudos de la roca fueron "aligerados" con la eliminación de algunos planos.
      Abril, agradezco tus participaciones en este blog siempre muy valoradas por mí, incluso (o sobre todo) si en alguna ocasión (cuando llegue) mis puntos de vista se hicieran acreedores de alguna reprimenda. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Ver a Jack Lemmon en cualquier película hace que me guste más esa película, pero disfrutar del actor en los personajes que hacía para Billy Wilder resulta un placer impagable. Es cierto que Wilder se mostraba más sentimental que nunca y la típica acidez de su cine casi desaparecía en "Que ocurrió entre mi padre y tu madre" salvo en lo concerniente a ese estupendo personaje "soluciónalotodo" que representa al Departamento de Estado. Esta es una de mis comedias favoritas de toda la vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo en lo de que la presencia de Jack Lemmon eleva por sí sola el interés de la película que cuente con ella. Hace poco vi de nuevo por televisión "LOS ENCANTOS DE LA GRAN CIUDAD" (Out of the Towners) del discreto Arthur Hiller, una comedia que se ha convertido en una de mis favoritas y que ahora mismo, después de haberla revisitado varias veces a través de los años, la considero un hito en el género. Creo que en gran parte, gracias a la fabulosa composición que de su personaje hace nuestro Jack.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Me sumo al elogio de esta brillante comedia con trasfondo dramático y trascendental como es el motivo que hace que se encuentre la pareja protagonista y cuyo romance y desenlace se intuye volverá a repetirse en ellos.
    Poco puede añadirse a todo lo que se diga sobre las interpretaciones de Jack Lemmon sobre todo a las órdenes de Wilder y Teo a mencionado ya el peso de Carlo (Clive Revill) como comparsa de Lemmon, preparándole el terreno para con sus diálogos e instrucciones sobre el suelo que pisa, se produzcan situaciones insólitamente hilarantes.
    Una gran comedia sin duda, inolvidable
    Saludos a Teo y visitantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me consta que eres un gran admirador del cine de Billy Wilder porque de él y de sus películas hemos hablado muchas veces reconociendo su enorme talento y la inteligente agudeza que rezuman sus trabajos.
      Y sí, sí, el personaje del director del hotel, ese impagable Carlo Carlucci, es un pozo de sabiduría y un profundo y tolerante conocedor de las debilidades humanas, además de un hábil diplomático. Wilder lo trata con mucho mimo porque sin duda le utiliza en "AVANTI" como un "alter ego". Y no digamos, el otro personaje clave, J.J. Blodgett, el representante del Departamento de Estado. Agudísimo y desternillante.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. La vi hace muchísimos años y no la recordaba tan ligera y sexy. Voy a tener que revisarla porque además estoy segura de que Jack Lemmon estará fantástico. He vuelto a ver "Me enamoré de una bruja" estas Navidades. Y aunque su personaje es secundario añade mucho al disfrute de la película.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Cualquier película con Jack Lemmon dentro, me gusta más". Es una frase que podría imprimirse en los billetes y acuñarse en las monedas. Y además este excelente actor trabajó a lo largo de su carrera con los mejores directores que tuvo Hollywood (Cukor, Ford, Quine, Wilder, Edwards, Altman).
      "ME ENAMORÉ DE UNA BRUJA" (de la que hay un post en este blog) es una de las mejores comedias de Richard Quine y yo no soy yo si no la veo una vez al año... por lo menos. Y ¡qué reparto!
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Fernando Lázaro27 enero, 2013

    Tengo el dvd de esta comedia y hacía mucho tiempo que no había vuelto sobre ella. Os agradezco el estímulo porque leyendo este post me entraron unas ganas urgentes de verla de nuevo. Hay películas que ganan con el tiempo y ésta la he disfrutado ahora más que cuando la vi por primera vez hace unos cuantos años... y entonces me gustó bastante.
    Un favor: en qué otras películas ha intervenido ese actor llamado Clive Revill que interpreta al gerente del hotel?
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra comprobar que de vez en cuando este modesto blog empuja a alguien a ver o a revisar una buena película (de esas que arrinconamos en beneficio de otras más recientes) disfrutando de ella a la vez que se le hace justicia.
      Clive Revill es un veterano actor de origen neozelandés cuya larga carrera abarca casi un centenar de películas y muchos telefilms (hasta le ha puesto voz a un montón de videojuegos). Pero es especialmente recordable por sus dos trabajos para Billy Wilder, "LA VIDA PRIVADA DE SHERLOCK HOLMES" y "QUÉ OCURRIÓ ENTRE MI PADRE Y TU MADRE". También efectuaba un memorable doblete interpretando dos personajes (el contable de Gabriel y el jeque Abu Tahir) en "MODESTY BLAISE" de Joseph Losey.
      Un saludo.

      Eliminar
  6. No, no la he visto, seguro que me acordaría.... y eso que Jack Lemmon me gusta mucho, le recuerdo en IRMA LA DULCE y en PRIMERA PLANA, pero por todo lo que cuentas en tu post voy a proceder a bajarmela, Wilder es un director con el cual me río mucho, no tanto como con Cukor, que con este ya me parto de risa, pero creo que esta cinta debe aguantarse bien con el tiempo, ya está ya la he encontrado con Emule....ya te diré.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas lagunas hay que irlas rellenando porque desde la óptica de un cinéfilo de la vieja guardia (un servidor) son inexcusables. Consigue una copia lo antes posible porque la vida es corta y luego no le queda a uno tiempo para nada. Subsanar el "error" de no haber visto todavía "QUÉ OCURRIÓ ENTRE MI PADRE Y TU MADRE" te resultará un placentero ejercicio de vitalismo hedonista. Eso te lo garantiza el que suscribe, Susan.
      Mientras, un abrazo.

      Eliminar
  7. Gonzalo Labat30 enero, 2013

    Me gusta más el romanticismo maduro y algo melancólico de "La vida privada de Sherlock Holmes" y "Avanti" que el ortodoxo de "Sabrina" y "Ariane". Todas me parecen grandes películas, que conste. Aunque en el caso de "Sabrina" si en lugar de Bogart hubiera estado Cary Grant la cosa habría cambiado para bien.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy plenamente de acuerdo contigo en tu apreciación, Gonzalo. Las dos comedias con Audrey Hepburn estaban muy condicionadas por la naturaleza de esa (embelesante) actriz; eran eso que se denomina "comedia romántica" y es curioso, en ambas, Audrey acababa uniéndose sentimentalmente a hombres que le doblaban ampliamente su juvenil edad.
      Las hermosas "SHERLOCK" y "AVANTI" son trabajos de madurez y el romanticismo en ellas viene camuflado con otros ingredientes como el desencanto, la lucidez y, como tú bien apuntas, un cierto poso de melancolía.
      Un saludo.

      Eliminar
  8. No he visto Sherlock, pero ésta que nos traes me encanta, hace años que no la veo y es un clásico que me gustaría recuperar, una comedia deliciosa, qué grande Lemmon. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una comedia deliciosa, bien dices. Y Jack Lemmon interpretando un personaje que, por momentos, debería hacérsenos odioso, consigue sin embargo dotarlo gradualmente de temperatura y humanizarlo hasta su homologación con el entorno. Otra maravilla de Billy Wilder. Intenta rescatar "LA VIDA PRIVADA DE SHERLOCK HOLMES", pienso que también ha de gustarte mucho.
      Mientras, un abrazo.

      Eliminar
  9. Una película adorable, de un encanto irresistible. "Avanti" (me niego a estropear su título original con esa penosa traducción al español) es pura delicia, una película con la que disfrutar, deleitarse y embriagarse. Una cosa de tantas que me quedó en la memoria es su música, una banda sonora no sólo pegadiza sino maravillosa.
    Jack Lemmon como siempre, genial. Al principio es verdad que resulta antipático su personaje, de pensamiento cuadriculado, que acabará resultando más tolerante gracias a esos dos magníficos actores: un Clive Revill espléndido, secundario de auténtico lujo y una luminosa Juliet Mills, adorable. Con sus extravagancias que la hacen todavía más encantadora.
    Si algo me transmite, por encima de todo, esta película es contagio por la alegría de vivir. Por aprovechar el momento y disfrutar. Y es curioso, pues la sabiduría que Wilder imprimía a sus films, en "Avanti" lo traslada al tema de la muerte restándole seriedad y tratándola de manera natural, como un hecho más de la propia vida. Una escena que me conmueve enormemente del film es el momento en que el personaje de Juliet Mills se queda sola en el tanatorio, mientras la cámara está al otro extremo de la estancia, dejándola sola con sus pensamientos. La escena está tratada con tanto respeto, cariño y sencillez que no puedo más que alabar y querer a ese genio del cine, que tan buenos momentos nos ha dado.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sabiduría de Billy Wilder, es decir, su profundo conocimiento del ser humano emerge en cada una de sus películas y las conforma. Ese "cinismo" y esa acidez que destila su humor, producto sin duda de un consecuente pesimismo, en ocasiones es vencido por su subterráneo empuje sentimental que pugna por imponerse y lo consigue plenamente en algunas películas como, por ejemplo, la que ahora nos ocupa. Maravillosa comedia de aprendizaje en la que el tipo interpretado por Lemmon efectúa un recorrido hasta llegar a ese hedonista punto alcanzado por su padre en una soleada isla mediterránea donde una rubia rellenita y un pragmático gerente de hotel le habrán ayudado en su deslizamiento hacia la calidez, hacia la luz. Volver a ver "AVANTI!" una y otra vez es una de las mejores terapias que he practicado a lo largo de los años. Películas como ésta me ayudan a entender mejor la vida... y a amar más el cine.
      Un beso.

      Eliminar