14 de noviembre de 2012

RÍO CONCHOS (Rio Conchos)
(USA) 20th Century-Fox, 1964. 107 min. Color. Panavision.
Pr: David Weisbart. G: Joseph Landon y Clair Huffaker, basado en la novela del segundo. Ft: Joe MacDonald. Mt: Joseph Silver. DA: Jack Martin Smith y William Creber. Ms: Jerry Goldsmith. Dr: Gordon Douglas.
Int: Richard Boone, Stuart Whitman, Anthony Franciosa, Edmond O’Brien, Jim Brown, Wende Wagner, Warner Anderson, Rodolfo Acosta, Barry Kelley, Timothy Carey, Kevin Hagen, Vito Scotti, House Peters Jr., Mickey Simpson.
El coronel Wagner (Warner Anderson), saltándose los protocolos castrenses, encomienda al capitán Haven (Stuart Whitman) una misión encubierta con aspectos inquietantes.
Haven tendrá que desprenderse de su uniforme para hacerse pasar por traficante de armas.
El mayor James Lassiter (Richard Boone), amargado por el asesinato de su familia a manos de los apaches, es forzado a unirse a Haven en esa misión de búsqueda que los obligará a adentrarse en territorio mexicano.
El sargento negro Franklyn (Jim Brown) y el pendenciero bandido mexicano Rodríguez (Tony Franciosa) completan el extraño cuarteto que tratará de llevar a buen término una misión cuajada de peligros. 
SINOPSIS: Un antiguo oficial sudista, solitario y amargado desde que los apaches torturaran y asesinaran a su familia, vive entregado a una cruzada personal de exterminio de estos indios. Detenido por el ejército, le ofrecen la posibilidad de eludir la prisión si acepta colaborar en una peligrosa misión que consiste en adentrarse él y tres hombres en territorio de México siguiendo la pista de dos mil rifles robados. Acepta a regañadientes.
En su itinerario, estos hombres tratarán de sonsacar información en oscuros tugurios fronterizos.
En un momento dado,  tendrán que hacerse cargo de una muchacha india (Wende Wagner) a la que el vengativo Lassiter, en un primer momento, querrá matar. 
Haven y Lassiter tienen serias diferencias, pero están condenados a entenderse.
Entre  disensiones y encerronas, las cosas acabarán poniéndose muy difíciles para nuestros hombres.
En el corazón de esa enrarecida aventura, el enajenado coronel sudista Theron Pardee (Edmond O'Brien) muestra su "imperio" a Lassiter.
COMENTARIO: El hoy casi olvidado Gordon Douglas nunca fue muy valorado, tal vez porque como disciplinado artesano que abordó todos los géneros, en su filmografía abundan los encargos de anodina resolución. Pero aún quedamos algunos de la vieja guardia para intentar demostrar que esa consideración generalizada sobre el trabajo de Douglas resulta epidérmica y descuidada a la luz de algunas obras suyas.
Repasando su extensa filmografía que supera los setenta títulos, de la que yo sólo he podido ver una treintena, encuentro por lo menos una docena de películas realmente notables (“SOLO EL VALIENTE”, “CORAZÓN DE HIELO”, “LA NOVIA DE ACERO”, “LA HUMANIDAD EN PELIGRO”, “SIEMPRE TÚ Y YO”, “EMBOSCADA”, “QUINCE BALAS”, “CHUKA”, “EL DETECTIVE”); y la que ahora nos ocupa, “RIO CONCHOS”, es considerada por quien esto escribe, sin dudarlo, su mejor trabajo.
El film se abre con una lúgubre secuencia de violencia seca y expeditiva presidida por el viento y el polvo del desierto, seguida de otra que enlaza con la anterior y sobre la que van los títulos de crédito en la que los personajes van apareciendo como fantasmas silenciosos. Estamos ante un western de vigorosa factura, árido, sombrío, cargado de acción y de tensión, que aprovecha los elementos que le ofrecía un excelente guión de evidentes concomitancias con “El corazón de las tinieblas” de Joseph Conrad (esto pude percibirlo años después, cuando leí la novela del polaco) para dibujar en toda su complejidad y riqueza unos personajes doloridos, violentos, contra­dictorios, románticos a su manera, tocados por la locura (ese iluminado coronel sudista que ignora la derrota del Sur en la Guerra de Secesión y pretende “reconstruir” el paraiso perdido en un anacrónico, fantasmagórico escenario), no exentos, en cualquier caso, de esa grandeza moral que emerge finalmente sobre la violencia y la deslealtad, únicamente hallable en las figuras que han venido adornando los grandes ejemplos del género.
Por lo expuesto, no resulta arriesgado apostar por Richard Brooks y Sam Peckinpah como seguros admiradores de “RÍO CONCHOS” cuando a continuación rodaron “LOS PROFESIONALES” (1966) y “GRUPO SALVAJE” (1968) respectivamente, trabajos claramente emparentables con el soberbio western de Gordon Douglas objeto de este comentario. Incluso, como apuntaba más arriba, ese coronel Theron Pardee  que incorpora Edmond O’Brien y el Kurtz de Marlon Brando en “APOCALYPSE NOW” resultan personajes correspondientes. Es probable que Coppola viera “RÍO CONCHOS” más de una vez antes de emprender la alucinada aventura conradiana. Como también es probable que el guionista Joseph Landon, ayudado por Clair Huffaker, se inspirara en el Ethan Edwards de “CENTAUROS DEL DESIERTO” para construir el personaje de Lassiter (Richard Boone) a partir de la insignificante novela de Huffaker (editada en España como novelita de bolsillo con una horripilante traducción al castellano).
En fin, podemos seguir saltando de rama en rama en el árbol genealógico de “RÍO CONCHOS” pero eso nos apartaría del tema, y el tema -apasionante- se llama “RÍO CONCHOS”, uno de los mejores westerns que he visto en mi vida, flagrante demostración de que, oscurecidos por la enorme sombra proyectada por maestros como Ford y Hawks, se encontraban en esa “segunda fila” realizadores capaces de parir hermosas criaturas, menos publicitadas pero que, investidas de los mismos méritos, podían codearse con los grandes títulos que configuraron el género más cinematográfico. Y el más hermoso.

14 comentarios:

  1. Hola Teo, pues como ya imaginaras no la he visto y en este caso no creo que lo hago, las pelis del oeste no me van... pero sí he visto GERTRUD, me ha parecido un film muy bello, muy hermoso, tecnicamente perfecto, los encuadres parecen cuadros, los personajes apenas cambian de posición, los contraluces, el blanco y negro perfectos...una maravilla.De todas maneras es una peli fría, lo que nos ofrece al espectador gelidamente, los dialogos a veces son poéticos y profundos.
    La historia en verdad, no sé que busca esta señora ¿ el amor erótico ? ¿ el amor totál ? al final se queda sola o es ella quién eligue esa soledad y libertad, la verdad no comprendo a esta Gertrud, su postura ante la vida...luego la actriz me es desconocida total, carece de belleza y tiene un aspecto algo avejentado, sobrío y hombruno.
    Pero en general las escenas inamovibles, los decorados, las sillas, las posturas de los personajes me han parecido un decorado de teatro al igual que las del parque....muy bonitas. No había visto ninguna peli de Dreyer, quizá me anime y vea otra que tú me recomiendes.

    Un beso querido Teo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Susan, debo confesar que me sorprende verte aparecer (pero se agradece) por este testosterónico Río Conchos. Pero me sorprende más aún que lo hagas para... hablar de "GERTRUD"! Aunque la película de Dreyer ha quedado un poquito atrás en este blog, podías perfectamente haberlo hecho en aquel post para contextualizar tu comentario. Creo que en estos ámbitos lo tuyo se denomina "off-topics".
      Creo que defines muy bien esa "perfección" formal de "GERTRUD", es decir, la perfecta, milimétrica adecuación de su puesta en escena a la historia (interior) que nos cuenta el maestro nórdico. En cuanto a esas incertidumbres tuyas respecto a la protagonista me parecen lícitas porque ella puede parecer un "bicho raro" al no regirse por los reductores y conformistas patrones con que normalmente aceptamos en nuestras vidas las relaciones afectivas. En otras palabras, aceptamos 700 gramos como si fueran un kilo a sabiendas de que a ese kilo le faltan 300 gramos. El nivel de exigencia que se impone Gertrud y coherentemente el que espera de los demás, la conducen inexorablemente a una aceptada soledad. Sin duda, ella es de las que piensan que "más vale estar sola que mal acompañada".
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. J.L. Llamazares15 noviembre, 2012

    Creo que "Río Conchos" brilla a la misma altura que los mejores trabajos de Anthony Mann con el actor James Stewart, concretamente me voy a "Colorado Jim". Y qué hermoso tema musical el de Jerry Goldsmith. Me han parecido muy agudas tus observaciones en el comentario que le dedicas a este formidable western.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que sí, estoy de acuerdo. Los picos altos en la filmografía de Douglas, especialmente sus westerns, igualan los logros (más frecuentes) de Anthony Mann.
      En cuanto a la música de Goldsmith, muy bien dosificada en la película, la considero una de sus partituras más inspiradas (poseo el disco y lo he escuchado un centenar de veces), rompiendo suavemente con el clasicismo sinfónico de los Victor Young, Max Steiner, Cyril Mockridge.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Me alegra que reivindiques esta película y a Gordon Douglas. Y me alegra también que cites "El detective", de las mejores interpretaciones de Sinatra. Muy buena entrada.

    Un abrazo, Teo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando directores como el que ahora nos ocupa trabajaban a tope, (años cincuenta y sesenta), sus películas formaban parte del grueso de estrenos americanos y muchas películas, como "EMBOSCADA" o "RÍO CONCHOS", pasaban desapercibidas porque los críticos especializados de entonces sólo prestaban atención a "la última" de John Ford, Fellini, Welles o Cukor. Únicamente, los muchachos de "Film Ideal", influídos por el Cahiers francés, giraban el foco hacia películas menos "autorales" y descubrían sus virtudes a unos pocos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Al igual que el anterior comentario, me alegra enormemente el comentario sobre este western tan maravilloso.
    Desde hace años sigue estando en mi lista de películas del oeste preferidas. Recuerdo la primera vez que la vi, en donde me dejo marcado esta historia de ritmo trepidante y de ambiente fronterizo. Que buenas son esas historias a caballo entre USA y México.

    Totalmente de acuerdo en la apreciación de Apocalypse Now y el coronel. Coppola tomó buena nota, seguro.

    Y sobre Gordon Douglas, también me uno a su reivindicación.
    Ese Detective con Sinatra y la guapa Lee Remick es una estupenda muestra del mejor policiaco, "La humanidad en peligro" un clásico de la ciencia ficción y sobre todo "Corazón de hielo", con ese título tan maravilloso como es "Kiss tomorrow goodbye". Un buen director que merece un mayor reconocimiento.

    Con ese título tan extraño como "Río Conchos", Douglas realizó una de las mejores películas de este género tan maravilloso como es el western.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suscribo lo que dices, Noodles, respecto a esas películas de Douglas. No estaría de más que se le dedicara alguna retrospectiva en la Filmoteca o en festivales como San Sebastián o Valladolid que mantienen desde hace muchos años una sección fija en la que se repasan las obras de directores llamados "clásicos".
      Y continuando con Gordon Douglas, te recomiendo que veas (si no la conoces) o revises "CHUKA", un excelente y al mismo tiempo extraño western invadido por una atmósfera agónica (casi mortuoria), en el que un grupo de personajes anómalos (sobre todo, los que incorporan John Mills, Ernest Borgnine y Louis Hayward) atrapados en un fuerte-panteón, purgan sus "pecados" con masoquista entrega.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Pecado imperdoável. Algo a corrigir o mais rápido possível.
      Un saludo.

      Eliminar
  6. Siendo un género que aprecio y valoro tengo que decir que no la he visto y según tu excelente análisis merece la pena darle una repasito. Tomo nota por tanto.

    ¡gracias por tu visita al apartamento amigo Teo !

    Un abrazo.

    P.d. Excelente pelicula la del anterior post. Mitchum da un miedo terrible con ese personaje. Es perfecto para él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece -aunque no creo que sea del todo cierto- que el género western es definitivamente "masculino" a juzgar por la escasa atención que les dispensan las damas (por lo menos, las que conozco). Por eso, Abril, temía que no hubieras visto "RÍO CONCHOS". Sólo me queda prometerte, si llegas a visitarla, que no te defraudará a pesar de que, como supongo, no se trate de tu género favorito.
      En cuanto al Mitchum de "LA NOCHE DEL CAZADOR" resulta uno de los ogros más aterradores que recuerdo en una pantalla. Vi la película ya de adulto, pero imagino que si hubiera podido verla en mi niñez aún me perseguirían las pesadillas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Pues yo soy una "dama" y he visto esta película. Mi amigo Abel tiene el dvd. Aunque no estoy muy ducha en la filmografía de este director, creo que la reseña que efectúas de "Río Conchos" es plenamente acertada y la suscribo, si bien opino que excavas demasiado para emparentarla con todas esos títulos que mencionas... Un momento, mi amigo dice que tienes razón. Pues eso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, bueno, lo importante es que la película os haya gustado a los dos. Quizá esa reseña mía esté más "inspirada" por la cercanía de la pasión que por la distancia que requiere la correcta medida, pero, precisamente, es sincera.
      Un abrazo para ambos.

      Eliminar