13 de agosto de 2012

DE ENTRE LOS MUERTOS / VÉRTIGO (Vertigo)
(USA) Paramount / Alfred Hitchcock, 1957-58. 128 min. Color. VistaVision.
G: Alec Coppel y Samuel Taylor, basado en la novela "D'entre les morts" de Pierre Boileau y Thomas Narcejac. Ft: Robert Burks. Mt: George Tomasini. DA: Hal Pereira y Henry Bumstead. Ms: Bernard Herrmann. Títulos y animaciones: Saul Bass. Pr y Dr: Alfred Hitchcock.
Int: James Stewart, Kim Novak, Barbara Bel Geddes, Tom Helmore, Henry Jones, Konstantin Shayne, Ellen Corby.
La situación desesperada en la que se encuentra Scottie (James Stewart) es sólo el principio de su pesadilla
Para sacar de su abatimiento al deprimido Scottie, su amigo el naviero Gavin Elster (Tom Helmore) le propone un "trabajito" muy personal
La pretendida esposa de Gavin, Madeleine (Kim Novak), es una evanescente y bellísima rubia
Nuestro amigo Scottie, encargado de seguirla, queda inmediatamente fascinado por ella
Scottie, en pleno seguimiento por las calles de San Francisco
¿Quién se resistiría ante esta enigmática y bellísima mujer supuestamente poseída por el espíritu de una antepasada?
SINOPSIS: Un detective de la policía que padece acrofobia, causa involuntariamente la muerte de su compañero cuando ambos perseguían a un delincuente por los tejados de San Francisco. Retirado de servicio, es requerido por un antiguo amigo que le propone seguir a su esposa aparentemente poseída por el espíritu de una antepasada. En su labor, se enamora de la dama y tras salvarla de un primer intento de suicidio no podrá finalmente impedir (a causa nuevamente de su vértigo) que ella se arroje desde un campanario. Convaleciente de un profundo abatimiento, el policía encontrará otra mujer cuyo parecido físico con la suicida le empujará a reconstruir en ella la imagen exacta de aquella. Pero...
En el punto álgido de su crisis, Scottie tiene pesadillas
Scottie ha salvado a Madeleine de morir ahogada en las aguas de la bahía
Nuestro acrofóbico detective aloja a Madeleine en su casa y la cuida hasta que se repone
Pasión amorosa fetichista con un toque de necrofilia
Un Scottie derrumbado es acogido en los comprensivos y amorosos brazos de su amiga, la pintora Midge (Barbara Bel Geddes) 
Los acontecimientos han provocado que Scottie se haya convertido en una sombra de sí mismo. Sin embargo, el azar hace que un día se cruce por la calle con una mujer que le recuerda a la otra...
COMENTARIO: Tras unos hipnóticos y endiablados títulos de crédito que inoculan inquietud al espectador se sucede un breve y angustioso prólogo por los tejados de San Francisco que se cierra trágicamente con un policía muerto y el detective Scottie colgando sobre el abismo. Fundido a negro. Elipsis temporal: vemos a nuestro protagonista en el apartamento de su amiga Midge tratando de mitigar un estado de frustración y abatimiento por su sentimiento de culpa. Pronto sabremos que la crisis moral que ha hundido a este personaje en una enfermiza apatía será aprovechada e instrumentalizada por su amigo el naviero para tejer las redes de un elaborado plan de asesinato. Estos son los elementos de arranque que Hitchcock despliega con sabiduría y que sitúan al detective en paro en un propiciatorio plano de inferioridad ejerciendo (sin saberlo) como elemento de coartada y víctima indirecta en un orquestado recorrido que le conducirá, por la irrupción del azar, a su completa desintegración. 
En "DE ENTRE LOS MUERTOS" será la programada aparición de una rubia de felina belleza, silenciosa, distante, inaccesible, evanescente como una heroína de Poe, perfecta encarnación de lo imposible, la que despertará en nuestro protagonista-víctima una cegadora pasión que le acercará en una primera fase a la constatación de su impotencia, para posteriormente hundirle en una lacerante obsesión con ribetes de necrofilia. Esto ocurre cuando intenta insensatamente remodelar en materia real la imagen de un sueño.
En este film en verdad perturbador (sin duda, el más profundo, fascinante y sensorial de Alfred Hitchcock), los fantasmas particulares, los complejos y obsesiones que habitaron el neblinoso invernadero del mundo interior del autor de "ENCADENADOS", emergen de entre las grietas provocadas en la superficie más o menos esmaltada de la historia que cuenta y, lejos de interferir en su lineal desarrollo, la somete por el contrario a un proceso de enriquecimiento, consiguiendo a partir del planteamiento del conflicto entre realidad e ilusión, una obra maestra de profunda y escalofriante belleza.
James Stewart, en su difícil y complejo personaje, consiguió sin lugar a dudas la mejor interpretación de su carrera, así como la adecuada elección de Kim Novak (pese a que su personaje estuviera previsto en principio para Vera Miles) hace casi imposible imaginar su doblete Madeleine-Judy con otros rasgos y estilo ajenos a la belleza y gatuna displicencia de esta actriz.

20 comentarios:

  1. UNA ACLARACIÓN:
    Esta película ya tuvo una salida en este blog hace ahora un año. Pero he creído oportuno volver a colocarla como "novedad", ampliando ligeramente el comentario de entonces, porque la actualidad creo que lo exigía.
    Hace un par de semanas fue elegida como MEJOR PELÍCULA DE LA HISTORIA DEL CINE en esa encuesta que SIGHT AND SOUND realiza cada diez años entre críticos y cineastas. Ha desbancado (por muy pocos votos) a la que encabezaba la lista desde hace cinco décadas, la obra maestra de Orson Welles, "CIUDADANO KANE".

    ResponderEliminar
  2. COMENTARIOS ANTERIORES:13 agosto, 2012

    Fernando Lázaro - 22 agosto, 2011
    Aquí sí estoy de acuerdo. Es la película de Hitchcock que más me ha inquietado. Hasta el momento de escribir este comentario, la he visto ya seis veces y su visionado siempre me produce una extraña desazón como de estar flotando en el interior de una pesadilla. Sí, sí, es hipnótica. Pobre Scottie.

    RESPUESTA: Teo Calderón - 23 agosto, 2011
    Creo que fue en el otoño de 1962 cuando siendo un chaval pude ver por primera vez "VERTIGO" (entonces se titulaba "DE ENTRE LOS MUERTOS") en un cine de programa doble. Desde entonces la he perseguido por todas las salas donde se proyectaba y posteriormente en el obligado formato DVD. Creo triplicar esos seis visionados tuyos. Aún así, cada vez que me enfrento de nuevo a ella, continúa produciéndome algo parecido a lo que explicas. Ahora espero con impaciencia su edición en Blu-ray para volver a sumergirme en las verdosas pesadillas del obsesionado Scottie.

    Ricardo Pérez - 26 enero, 2012
    Excelente comentario. Es imposible condensar la esencia del filme de un modo tan acertado y preciso en tan pocas líneas. Felicidades. Cómo pasa el tiempo, ¿verdad? Hace ya casi medio siglo que viste esta impresionante película (que conste que no te estoy llamando mayor :) ). Por cierto, ¿te gusta Poe?
    Un abrazo.

    RESPUESTA: Teo Calderón - 26 enero, 2012
    Te agradezco esa generosa consideración hacia mis palabras sobre "VERTIGO". Producto de mi entusiasmo. En cuanto a su estilo telegráfico (ni siquiera respeté los puntos y aparte) se debe al poco espacio del que en su día dispuse para colocar mi comentario en el libro Movie Movie, del que este blog es reflejo.
    En mi adolescencia y juventud fui un devorador de los relatos y poemas de Poe. Me apasionaban. A principios de los años setenta, me enamoré "locamente" de una muchacha porque su físico (la chica se parecía mucho a Barbara Steele) me remitía a las Ligeia, Eleonora, Berenice, Morella, y con ella comencé a rodar en super-ocho una "adaptación" de "El retrato ovalado"... En fin, como ves, siempre me ha gustado mucho Allan Poe.
    Un abrazo.

    Ricardo Pérez - 26 enero, 2012
    Ya imaginaba yo que con Poe también íbamos a coincidir :). Mi relación con el autor también comenzó a edad muy temprana, siempre me he sentido muy atraído por el "lado oscuro" de la literatura. La anécdota que cuentas me parece buenísima. Además, me sirve para constatar que también tienes buen gusto con las mujeres, ya que Barbara Steele era un auténtico cañonazo :).
    Un abrazo.

    RESPUESTA: Teo Calderón - 27 enero, 2012
    Oh, sí! Pero hace tanto tiempo de todo aquello... Ciertamente, Allan Poe fue mi escritor de cabecera en mis años jóvenes, y tanto sus absorbentes relatos de aventuras como sus cuentos de terror y poemas, me marcaron para siempre. Sin embargo, ahora leo más a Javier Marías y ya no ruedo películas; me limito a verlas o recordarlas. Ya ves!
    Un abrazo.

    Ca - 11 febrero, 2012
    Fascinante, turbadora, hipnótica, sugestiva... una de las películas más grandes de la historia del cine...Vértigo.

    RESPUESTA: Teo Calderón - 11 febrero, 2012
    Suscribo apasionadamente tanto los adjetivos que dedicas a "VERTIGO", como la consecuente (y gloriosa) calificación que le adjudicas. No sé si resides en Madrid, pero curiosamente ha sido repuesta hace un par de semanas en tres salas de cine. Toda una alegría.
    Agradezco tu visita a este blog, Ca, y espero que no sea la última, compartiendo opiniones.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Gonzalo Labat13 agosto, 2012

    "Vertigo" es el más desasosegante acercamiento al universo de Edgar Allan Poe que recuerde; por esa atmósfera que baña de irrealidad buena parte de la película, por la necrofílica y fetichista obsesión del personaje de Scottie, por cómo fotografían a Kim Novak, por el cementerio, por el bosque de secuoyas, por el retrato de Carlota Valdés, por la Misión, por la torre, por el abismo, por el deseo de muerte... Por cierto, felicidades por la nueva cabecera del blog.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues he de darte la razón. "VERTIGO" tiene más Poe que todas las pelis que rodó Corman basándose en los relatos del poeta de Boston, que de todos modos me gustan mucho, que conste. Incluso en alguna ocasión he jugado a elucubrar con las consecuencias inimaginables pero apetecibles de que el papel de Madeleine se lo hubieran adjudicado a Barbara Steele. Se me hiela la sangre sólo con imaginarlo.
      Sí, gracias, ya iba siendo hora de renovar la cabecera del blog y ésta me pareció una buena ocasión.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. ¿La han declarado la mejor película de la historia? Es muy posible, si tal película pudiera existir de manera oficial. Solo puedo decir que es una de las que más me han impresionado a lo largo de toda mi vida. Luego tú, hace años, me explicaste cosas sobre ella que me hicieron admirarla aún más. Siempre he sentdo mucha lástima por ese pobre detective obsesionado y manipulado que interpreta James Stewart. Este actor está maravilloso y tiene algunos primeros planos que me estremecen de emoción.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por ese voto de confianza que depositas en mí en materia cinematográfica. Y sobre todo, ha quedado bastante claro que estoy plenamente de acuerdo contigo en considerar a "VERTIGO" una película que marca.
      Sí, si, pobre Scottie. ¿Te imaginas cómo será su vida a partir del cierre en negro con él mirando hacia abajo desmadejado en lo alto del campanario tras perder "por segunda vez" al objeto de su obsesión? En el mejor de los casos acabará en los condescendientes brazos de su amiga la pintora. Intrigante esta cuestión. No obstante, una cosa queda clara: los trágicos acontecimientos le han curado su acrofobia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Vértigo es un manjar para los sentidos, como bien dices una experiencia sensorial y, también, emocional. Sólo cabe suscribir mi propio comentario vertido hace aproximadamente medio año y el cual volveré a repetir dentro de medio más si vuelves a sacar a colación esta perturbadora película. Por cierto, a mi me encanta el homenaje (vale, reconozco que es un pálido remedo) que llevó a cabo De Palma con su Doble Cuerpo. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obviamente, salvando las distancias, a mí también me gusta "DOBLE CUERPO". En su día, De Palma fue considerado por sectores de la crítica como el sucesor oficial de Hitchcock, dando por factible el improbable supuesto de que entonces y ahora pudiera existir algún realizador que se acercara al genial autor de "FALSO CULPABLE". Y es que entonces este realizador se dedicaba a "imitarle" con desarmante descaro. Recuerda "HERMANAS" (una derivada de “PSICOSIS”, incluyendo a Bernard Herrmann), "FASCINACIÓN" (un remake no confeso de "VERTIGO" y de nuevo con Herrmann en la banda sonora) y por supuesto, como bien apuntas, "DOBLE CUERPO" donde De Palma intentó una vez más hacerse merecedor de tal distinción entregándose a la fabricación de un cocktail consistente en una desinhibida mezcla de “LA VENTANA INDISCRETA” y de nuevo “VERTIGO”, aderezado, eso sí, con la peculiar estética y las habituales “audacias” de puesta en escena que han hecho reconocible el estilo de este director que ha ido a mejor cuanto más se ha alejado de su inicial inspirador.
      Un saludo.

      Eliminar
  6. No sé si la mejor de todos los tiempos, la más conocida y simbólica de Mr. Hitchcock..quizás es reducir mucho pero tiene elementos muy interesantes. Consigue inquietar y que nos identifiquemos con los miedos del protagonista. Hace mucho que no la reviso y deberia.
    Siempre me deja un cierto mareo y algo de rechazo por las obsesiones tan pesimistas del personaje.
    James Stewart es un grandisimo actor y desde luego ésta es una de sus muchas interpretaciones de oscar.

    Muy interesante como es habitual, tu análisis.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tú crees, Abril, que "VERTIGO" tiene una importancia capital en la historia del cine, o ha aportado decisivos elementos de avance y enriquecimiento en el lenguaje cinematográfico, o bien es la que más te ha impactado en la manera en la que ves y entiendes el cine, entonces y sólo entonces, es PARA TI la mejor película de cuantas has visto hasta ahora. Si te apetece, haz este ejercicio y luego me cuentas.
      James Stewart siempre estaba bien, pero cuando trabajaba a las órdenes de Don Afredo, alcanzaba cotas de actor sublime.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hola, Teo: No sé que más se puede decir de "Vértigo" que no se haya dicho ya; Coincido con Abril en que calificarla como la mejor de todos los tiempos es reducir mucho, porque vienen a mi mente tantas otras buenas que no sabría cual elegir; pero como te dije en otra ocasión, si me guio por las veces que la he visto como si fuera la primera vez, en cuanto al misterio que la envuelve, entonces ya es más facil colocarla en los primeros lugares de cualquier lista.
    Estupenda entrada, que en su día, me pasó desapercibida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos tenemos "nuestra película más querida" (como dices, suele ser más de una) que lo es por razones muy personales; por el momento de nuestra vida en que la vimos, por la historia que nos contaba, por cómo nos lo contaba, por los personajes que la habitaban, por una especial identificación con alguno de ellos, porque intervenía nuestro actor o actriz favoritos... En fin, por diferentes rutas, todos acabamos llegando al mismo puerto, cada uno con su lista particular.
      Lo que es innegable es que hay títulos que suelen aparecer en todas o casi todas esas listas, pese a la disparidad de criterios. Por algo será.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Gran película... pero qué quieres que te diga, Teo, yo me quedo con Kane de lejos. Pena que no me preguntaran esos de Sight and Sound ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los de la revista inglesa esta vez ampliaron algo más el número de "especialistas" a los que consultaron. Creo que fueron en total 846 personas entre críticos, directores y productores, y "VERTIGO" logró desbancar a "CIUDADANO KANE" del primer puesto (donde se había instalado desde hacía medio siglo), pero sólo por 34 votos de diferencia. Así que ambos títulos tienen prácticamente la misma consideración, siendo como son dos películas muy, muy diferentes. Por cierto, en tercer lugar está esa serenísima y emocionante obra maestra de Yasujiro Ozu, "CUENTOS DE TOKIO".
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Una película tortuosa, inquietante, descorazonadora, pesimista y, a la vez, perturbadoramente romántica. Si Encadenados es, básicamente, una historia de amor "blanca y cristalina" (por definirla de alguna manera), Vértigo constituye el reverso oscuro de aquella.
    No voy a extenderme en mis comentarios pues mucho y mejor se ha dicho de esta película. Sólo diré que cada vez que la vuelvo a ver descubro algo nuevo en ella: es como si te adentraras por un pasillo en el que cada vez que lo atraviesas encuentras detalles que la vez anterior se te pasaban por alto.
    Por cierto, el mejor papel que ha tenido Stewart en toda su carrera, sin duda.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la difícil eliminación de candidatas, siempre me quedo con "VERTIGO" como la mejor película que he visto en toda mi (larga) vida de cinéfilo. Y tienes razón, cada vez que la visito de nuevo (y ya son muchas, muchas visitas) encuentro nuevos motivos de admiración, recovecos que habían pasado desapercibidos, detalles inadvertidos, sombras que se disipan, otras nuevas, formas que no eran lo que parecían... en fin, una obra maestra fascinante y turbadora (coincidimos).
      En lo que no estoy de acuerdo contigo es en definir "ENCADENADOS" como una historia de amor "blanca y cristalina". En esa película, un Hitchcock especialmente implicado, mostró su ilimitado talento y sensibilidad al aplicar a una historia de amor reprimido, torturado, con engaño, culpabilidad y suspense, soluciones de puesta en escena tan originales en su concepción como eficaces en su intencionalidad. Y además resultan memorables las interpretacio­nes del trío protagonista (nunca un "malo" resultó tan patético e ingenuamente romántico como el Sebastian que incorpora Claude Rains.
      Siempre es un placer recibir tus comentarios, Miriam. Un abrazo.

      Eliminar
  10. Cuando hablo de una historia de amor "blanca y cristalina" me refiero a la correspondencia conductual de sus protagonistas con su propio comportamiento. A Cary Grant ya nos lo presenta de espaldas -signo de que es un personaje con intenciones no muy halagüeñas-. Su lenguaje corporal va acorde con su conducta: hostil, antipático y lacerante en sus comentarios. A Ingrid Bergman ya sabemos desde el primer momento que es una persona vulnerable necesitada de cariño y proteccción.
    Sin embargo, en Vértigo nada es lo que parece. Stewart aparenta bondad, sencillez y amabilidad. Sin embargo, por ese pasillo tortuoso que es Vértigo, con sus múltiples aristas y ramificaciones se nos va desplegando una personalidad compleja, difícil y perversa. El maltrato psicológico que ejerce sobre Judy deja una sensación difícil de describir.
    Al mismo tiempo, la propia Judy/Madeleine es un personaje complejísimo: parece una diosa en la soberbia presentación en el restaurante, esquiva en su primer tramo, inaccesible, etérea pero ya en la segunda parte, que cobra un papel más terrenal, se nos revela como una mujer presa de la pasión amorosa, digna de lástima pero al mismo tiempo sabemos que ha estado engañando a Scottie. Son tan inagotables las lecturas e interpretaciones sobre el comportamiento de ambos que Encadenados -siendo la película más romántica de Hitchock- resulta ser un romance más evidente porque sabemos que, en el fondo, ambos están hechos para estar juntos. En Vértigo todo resulta más complejo. El juego de espejos al que Hitchcock nos somete nos hace replantearnos todo una y otra vez.

    Espero no haber aburrido con mis reflexiones. Obviamente, esto no deja de ser una opinión personal en la que no se tiene por qué estar de acuerdo. Simplemente quería explicar las analogías/diferencias entre ambas películas, claramente -según mi parecer- las más románticas de Hitchcock.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada que objetar, Miriam. Me parece magnífica la descripción que haces de las dos películas y de la naturaleza (cambiante en el caso de "VERTIGO") y trayectoria de sus personajes. Lo que me ocurre es que a veces no lo pillo a la primera.
      Supongo que en el caso del personaje de Madeleine (antes de que descubramos que es Judy), su complejidad viene dada por la visión subjetiva, mediatizada, que de ella tiene el acomplejado Scotty. Pero, vamos, que me has puesto en mi sitio.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. No pretendía ponerte en tu sitio ni nada que se le parezca. Quizá ha sido culpa mía no haberme expresado bien la primera vez. Lo que sucede es que tu blog me inspira todo lo bueno que encuentro en el cine y doy rienda suelta a mis percepciones.
    De acuerdo totalmente contigo: vemos a Madeleine bajo el prisma de Scottie, y ello enriquece todavía más a su personaje y, por ende, a la propia película.
    Es increíble la cantidad de reflexiones que suscita Vértigo y lo inagotable que resulta. Si Hitchcock nos viera creo que se sentiría muy contento. Lástima que en su momento la película no tuviera la acogida que merecía. Pero bueno, el tiempo está claro que siempre pone las cosas donde se merecen.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hagas mucho caso de mi (extraño) sentido del humor, Miriam, lo utilizo de manera estratégica como los calamares su tinta. Vuelve pronto a pasear por este sendero de baldosas amarillas que es Movie Movie.
      Mientras, un abrazo.

      Eliminar