11 de diciembre de 2011

EL FANTASMA Y LA SEÑORA MUIR (The Ghost and Mrs. Muir)
(USA) 20th Century-Fox, 1947. 104 min. BN.
Pr: Fred Kohlmar. G: Philip Dunne, basado en la novela de R.A. Dick (Josephine A.C. Leslie). Ft: Charles Lang. Mt: Dorothy Spencer. DA: Richard Day y George W. Davis. Ms: Bernard Herrmann. Dr: Joseph L. Mankiewicz.
Int: Gene Tierney, Rex Harrison, George Sanders, Edna Best, Vanessa Brown, Natalie Wood, Robert Coote, Anna Lee, Isobel Elsom, Victoria Horne.
Gene Tierney, una de las mujeres más bellas y fascinantes que ha dado el cine, encarnando a la señora Muir
La viuda Muir no se dejará asustar fácilmente por el receloso fantasma de la casa
SINOPSIS: Una atractiva viuda abandona su residencia londinense para ir a vivir a la costa donde alquila una casa habitada por el fantasma del antiguo propietario, un capitán de barco muerto en extrañas circunstancias que tras algunas intentonas para amedrentar a la nueva inquilina, terminará enamorándose de ella.
El fantasmal capitán Gregg (Rex Harrison) vigila y protege a esa mujer de la que se está enamorando 
Ella duerme, tal vez sueña con él. Pero el fantasma de Clegg decide que ha llegado la hora de la despedida
COMENTARIO: Fue en el tramo inicial de su carrera como director, en su etapa con la Fox, cuando Mankiewicz atendió el encargo de filmar este subyugante cuento romántico desarrollado a partir de una premisa “fantástica” que los espectadores aceptamos gustosamente por pura necesidad escapista. En muchas ocasiones, los fantasmas (mejor aún si están enamorados) han proporcionado al cine buenos mimbres para historias que han llegado a constituir casi un subgénero con resultados tan felices como -sólo son tres ejemplos- “LA MUERTE EN VACACIONES” de Mitchell Leisen, “EL FANTASMA DE CANTERVILLE” de Jules Dassin y “EL DIABLO DIJO NO” (Heaven Can Wait) de Ernst Lubitsch. Por ahora, me niego a descender hasta el popular “GHOST” de  Jerry Zucker.
"EL FANTASMA Y LA SRA. MUIR" es el cuarto largometraje que dirigía Mankiewicz y su puesta en escena ya exhibe una elegante maestría y una dosis de sensibilidad que llega a emocionar. El film, que nos habla del paso del tiempo y el objeto inalcanzable, del respeto entre diferentes, de la soledad y del amor, alcanza sus más altas cotas en algunos momentos de su segunda parte. Raudas acuden a la memoria escenas como esa que nos muestra la despedida del fantasma mientras duerme su amada, o la bellísima última secuencia.
Para la historia han quedado una hermosa partitura de Bernard Herrmann y la inolvidable pareja protagonista formada por un sutil y refinado Rex Harrison, actor que Mankiewicz utilizaba siempre que podía, y la embelesante Gene Tierney (¡cómo evitar enamorarse, aún siendo incorpóreo, de esa dulce, solitaria y a la vez determinada viudita!).

26 comentarios:

  1. Me encanta Teo, es preciosa, las escenas del capitán fantasma hablándola en sueños son inolvidables. A quién no le gustaría tener un fantasma que velara por ti.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. "Yo soy y tú fuiste. Levantemos juntos un puente de palabras. Crucemos de la mano su lectura"..
    Qué película tan mágica, me encanta. Su blanco y negro, su maravillosa música, la historia, para mí una de las más bellas historias de amor que ha dado el cine, sus protagonistas, Rex Harrison con ese amor tan contenido y la guapísima Gente Tierney. La mayoría de la gente dice que el mejor papel de esta mujer fue el de Laura. Para mí fue su Lucía de El Fantasma y la Sra Muir.
    La casualidad ha querido que, justo hoy 11 de Diciembre, tú hayas escrito sobre esta película que tanto me gusta.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Película romántica donde las haya; Mankiewicz, crea el ambiente perfecto, para introducirnos en la historia de Lucia y Daniel, que forman una pareja singular, donde el amor adquiere una dimensión sobrenatural y traspasa la frontera del tiempo, venciendo así a la muerte...y acompañado de la música de Bernard Herrman.
    Para quién quiera saber más detalles sobre esta película y otras de este director, es recomendable un libro:
    Joseph Mankiewicz
    Un renacentista en Hollywood
    Autor: Christian Aguilera.
    Me imagino que tú, Teo, lo conocerás de sobra, pero yo no lo conocía y me ha gustado mucho.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Me encanta esta película. Es loable la sutileza con la que el filme transita desde lo que en un principio parece ser una comedia ligera basada en la confrontación de caracteres, hacia un triste y melancólico drama amoroso de profundas connotaciones existenciales.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Hola, Isabel:
    Esa escena del fantasma despidiéndose de Lucía mientras duerme, me pone un nudo en la garganta por la intensa emoción que produce. Un hito del romanticismo en el cine. No es aconsejable ver la película en la versión doblada porque en su día, cuando la doblaron para su pase en televisión, no se molestaron en hacer las mezclas de sonido y la banda sonora original ha desaparecido con lo que en ese momento crucial de la película no existe el fondo musical de Herrmann, leve y melancólico, escamoteado (y sustituido por otro).
    En fin, aparte de estos detalles, todo maravilloso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola, Myra:
    Tienes razón, es una de las más bellas historias de amor que se ha podido ver en una pantalla. A este título añadiría otros dos que brillan a la misma altura: "JENNIE" de William Dieterle (a la que ya dediqué una entrada en este blog) y "CARTA DE UNA DESCONOCIDA" de Max Ophüls. ¿Estás de acuerdo?
    Yo también me quedo con Lucía frente a Laura. Aunque sin olvidarme de aquella obsesiva Ellen de "QUE EL CIELO LA JUZGUE" de John M. Stahl.
    Sí, es una curiosa casualidad (¿existen?) lo del "11 de diciembre".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola, Selegna:
    Bueno, queda claro que estamos todos enganchados a la película de Mankiewicz. Será por eso que dices sobre su magia y el perfecto ensamble y dosificación de todos los elementos que conforman su puesta en escena.
    Sabía de la existencia de ese libro sobre Mankiewicz y te agradezco que me lo recuerdes porque he de adquirirlo lo antes posible. Apenas se han editado cosas sobre este director, salvo algunos estudios (que saben a poco) en revistas especializadas del pasado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hola, Ricardo:
    Es una alegría poder leerte en este rincón. Me puede lo emocional y "EL FANTASMA..." es una película sobre la que me cuesta establecer la distancia ideal para poderla juzgar "en frío". Lo que no me impide considerar tu telegráfico comentario de justamente "exacto".
    Hasta la próxima, un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Totalmente de acuerdo con Jennie y Carta de una desconocida. Jennie se asemeja algo , con niebla incluída, a El Fantasma y la Sra Muir. Una historia onírica. Y Carta de una desconocida es una de mis películas preferidas. La novela de Stefan Zweig reposa siempre en mi mesilla de noche.
    Muy buena Que el cielo la juzgue. Y hay otra película protagonizada por Gene Tierney que me encanta, El filo de la navaja. Creo que también la pondría por delante de Laura de tanto que me gusta.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Has mencionado, Myra, "EL FILO DE LA NAVAJA", una cinta que también me gusta mucho a pesar de que su director Edmund Goulding, un veterano asalariado de la Fox, tan sólo en dos o tres ocasiones superó la mera eficacia narrativa para mostrarse especialmente inspirado. Una de ellas fue "EL FILO...", aunque ahí quienes se llevaron el gato al agua fueron el gran Clifton Webb (inolvidable como ese snob de la jet set) y Anne Baxter (que se llevó un Oscar). La Tierney tenía un papel que yo consideraría hasta un poco antipático.
    Y la también mencionada "LAURA", hay que reconocer que era una excelente película que utilizaba la anécdota argumental (sacada de una novelita de Vera Caspary) sólo como el punto de apoyo desde el que se consigue crear un inquietante clima de misterio y romanticismo. Resulta impagable ese poli que incorpora Dana Andrews (un claro antecedente del Scotty de "VERTIGO") que termina enamorándose de una "muerta" (ay! ese momentazo en que se ha quedado adormilado en un sofá de la casa de la "difunta", frente a su retrato, y aparece ésta en carne y hueso ante sus ojos). Y en esa película también teníamos a Clifton Webb.
    En fin, un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Daniel Gregg12 diciembre, 2011

    He llegado un poco tarde y se me han adelantado las damas "robándome" algunos comentarios que deseaba hacer sobre esta película que se encuentra entre mis favoritas de este director al que tanto admiro. Se dice en el comentario crítico de Teo Calderón que se trata de un trabajo de encargo cuando Mankiewicz trabajaba para la productora Fox. Pues demostró cómo con inteligencia y talento se puede conseguir una obra maestra sin salirse de los cauces establecidos por la política de producción de aquella factoría. Me sumo a los elogios dedicados a la guapísima Gene Tierney, pues sin ella la película hubiera resultado menos fascinante y supongo que menos romántica. Quiero decir si en lugar de ella hubieran utilizado otra actriz.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Hola, Daniel:
    No podías faltar a la cita con esta película. Tu seudónimo te obligaba. Pues sí, hay varios ejemplos en el Hollywood clásico que demuestran que algunos directores "asalariados" podían enriquecer el material que les caía en suerte sin salirse (aparentemente) del tiesto en operaciones, a veces, de pura alquimia. Su talento y personalidad les capacitaba para ello. Vincente Minnelli sería otro caso evidente. No obstante, el material de base para "EL FANTASMA..." era muy bueno y además fue mejorado por el propio Mankiewicz, como solía suceder en casi todas sus realizaciones, aunque no figurase en los créditos del guión.
    En cuanto a esas conjeturas tuyas, tienes razón, esta película hubiera bajado varios puntos si en lugar de Gene Tierney hubiese estado, no sé, Jeanne Crain o Ann Blyth (con todos mis respetos hacia estas actrices). Pero, bueno, esto son sólo elucubraciones un poco tontas. La película es lo que es.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Que blog tan interesante tienes Teo.
    Me ha encantado dar con él.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Hola, NtC:
    Bienvenida. Me alegra que hayas tropezado, sin caerte, con este blog tan de cine, y también estoy encantado de que lo encuentres interesante. Eso me hace concebir la esperanza de que tal vez lo visites alguna otra vez.
    Hasta ese momento, un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Qué maravilla de post, es una de mis película favoritas, te sigo!!!

    http://cazandoestrellas.blogspot.com/2011/10/especial-halloween-ghost-and-mrs-muir.html

    ResponderEliminar
  16. Bienvenida, Meg!
    Acabo de entrar en tu blog y he leído tu comentario sobre esta película y resulta reconfortante comprobar que el entusiasmo que te provoca es parejo al mío. Como no podía ser de otra manera, tratándose de "EL FANTASMA Y LA SEÑORA MUIR". ¿Cómo podría expresarme para terminar?... Ah, sí! No me fiaría de una persona a la que no le guste esta historia de amor tan "mágicamente" filmada. No, no me fiaría.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. La volví a ver hace poco, recordaba su magia y a Gene Tierney. Y allí estaban las dos en esta historia de amour fou. El único pero que le pongo reconozco que es una manía personal: Rex Harrison. Un actor que nunca he tragado del todo.
    Me acercaré por aquí a menudo.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  18. Hola, Ethan:
    Tu seudónimo remite de manera automática a lo mejor de Ford. "EL FANTASMA..." es una película a la que es difícil resistirse, sobretodo para quienes concebimos la puesta en imágenes, en su vertiente clásica, como el hilo conductor de ideas y emociones. En el caso que nos ocupa, fondo y forma al servicio de un seductor cuento romántico ¡y con Gene Tierney!
    Lo tuyo con Rex Harrison, no sé, a mí siempre me ha parecido un actor muy elegante y su estilo, lleno de matices, estuvo especialmente dotado para la "alta comedia". Imagínate por un instante "MUJERES EN VENECIA" protagonizada por Steve Martin.
    Bienvenido. Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Me sumo a la fiesta, ya lo habeis dicho todo.
    Maravillosa.

    Saludos
    Roy

    ResponderEliminar
  20. Bueno, juez, supongo que el "juicio" de algún cuatrero te ha impedido presentarte a tiempo. Se han dicho algunas cosillas, pero no todo, aunque ésta es una película más para disfrutar (y soñar) que para desglosar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Gran película, plena de romanticismo agridulce como tiene que ser.Fantástico el uso del Adagio para Cuerdas de Barber por parte de Herrmann.Hace tiempo que no la revisito pero esta película,efectivamente, es mágica y corrobora lo apuntado en El castillo de Dragonwyck( ¡fantástico Vincent Price!) respecto al cuidado del texto y a la dirección de actores exquisita de Manckiewiczy que demostraría posteriormente en otros muchos films.Harrison y Tierney (y Sanders) están magníficos pero la película también consigue transmitir emoción (y mucha) gracias a la atmósfera de cuento creada.Es difícil quedarse con algún papel de Tierney:Lucy Muir, sí,pero también,Mary Bristol (La Noche y la Ciudad) o Martha Van Cleve (El Diablo Dijo No).Un Saludo.

    ResponderEliminar
  22. Hola, Ca:
    Reconforta comprobar que tú también te unes al ejército de románticos empedernidos (además, cinéfilos) que admiramos y soñamos con esta película. A mí me gusta y me afecta hasta tal punto, que si no vuelvo sobre ella por lo menos una vez al año, no soy yo, no me encuentro. Vamos, que me falta algo importante para mi equilibrio interior.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por mi parte he acudido recientemente -una vez más- a esta maravillosa película y -una vez más- ha conseguido emocionarme, un saludo no fantasmagórico pero sí internáutico.

      Eliminar
    2. What's new, Ca? Ya veo que el hechizo de la Sra. Muir ha vuelto a empujarte a ese ya imprescindible deleite de volver sobre ella. Yo acabo de enterarme de la edición en el mercado americano de la peli de Mankiewicz en blu-ray con la imagen y el sonido restaurados y espero con impaciencia que la editen aquí para... volver a enamorarme de Lucy (con permiso del capitán).
      Un saludo.

      Eliminar
  23. Una película de un romanticismo elevado a la enésima potencia. Aquí se fusionan el talento visual de Mankiewicz (curiosamente, sabiendo que el director era más un autor de palabras que de imágenes), el talento del grandísimo compositor Bernard Hermann -qué preciosidad de música- y el talento interpretativo de dos colosos de la interpretación: la bellísima y aquí angelical Gene Tierney y el excelente Rex Harrison (siempre he encontrado atractivo a este hombre, con un porte y una elegancia que me hace sospechar que era un auténtico conquistador con las mujeres).

    Con todos estos factores era imposible hacer una mala película. Por eso, cuando se ven las intenciones del personaje de George Sanders -otro actor enorme- odié al personaje y me dí cuenta que era la primera vez que Sanders me caía mal, je je.

    En definitiva, una película maravillosa que las nuevas generaciones de directores harían bien en ver.
    Coincido totalmente: la escena final es hermosísima y todo el film es pura magia.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Miriam (tú también resultas un poco fantasmática pues en tu icono solo eres una silueta traslúcida junto a un nombre sin origen ni posible rastreo):
      He de confesar que siento una gran debilidad por las películas con fantasma, refiriéndome a aquellas en que alguien se enamora de uno ("JENNIE") o es el fantasma quien lo hace como en la que ahora nos ocupa. También recuerdo muy bien una, "THE BISHOP'S WIFE" en que no se trataba exactamente de un fantasma, sino de un ángel (Cary Grant) que baja a la Tierra para echar una mano a un atribulado obispo (David Niven) y acaba enamorándose de su bella esposa (Loretta Young). Delirante, verdad? Pues me encanta esa peli.
      De acuerdo contigo en que Rex Harrison fue un actor de una elegancia suprema (¡vaya Julio César que borda en "CLEOPATRA") aunque en contra de lo que supones, no le fue muy bien con las mujeres de su vida. O bien se le morían por enfermedad, o se le suicidaban. De las que se casaron con él solo escapó viva Lilli Palmer.
      Como habrás comprobado en mis comentarios sobre "EL FANTASMA Y LA SRA. MUIR", coincidimos en que es un film maravilloso y uno de los más románticos que se han filmado. Y Gene Tierney... Aaah, Gene Tierney.
      Un abrazo.

      Eliminar