3 de agosto de 2011

BÉSALAS POR MÍ (Kiss Them for Me)
(USA) T. Century-Fox, 1957. 102 min. Color. CinemaScope.
Pr: Jerry Wald. G: Julius Epstein, basado en la novela de Fred Wakeman y en la obra teatral de Luther Davis. Ft: Milton Krasner. Mt: Robert Simpson. DA: Lyle R. Wheeler y Maurice Ransford. Vest: Charles LeMaire. Ms: Lionel Newman. Dr: Stanley Donen.
Int: Cary Grant, Jayne Mansfield, Suzy Parker, Ray Walston, Larry Blyden, Leif Erickson, Harry Carey Jr., Nathaniel Frey, Jack Mullaney, Werner Kemplerer, Ben Wright, Richard Deacon. Voz: Deborah Kerr (doblando a Suzy Parker).
El frente está lejos pero yo estoy cerca. Muchachos, soy vuestra gatita
SINOPSIS: Tres pilotos, héroes de la campaña del Pacífico, consiguen un permiso de tres días para ir a San Francisco con la condición de dar una serie de mítines que mantengan la moral de los civiles. Pero ellos sólo desean divertirse y olvidar la guerra durante unos días, por lo que nada más poner los pies en tierra organizan un multitudinario guateque en las habitaciones del hotel donde se hospedan.
Mi nombre es Gwinneth y conozco un local donde se puede oír al trompetista
COMENTARIO: Durante su corta permanencia lejos del escenario de la guerra, entre juerga y juerga, los tres protagonistas masculinos de esta comedia agridulce y desencantada, irán modificando su escala de valores en la medida que marca su paulatino descubrimiento de la verdadera naturaleza del way of life que tan ingenua y valientemente creían defender desde sus aviones en los cielos del frente: negocios de guerra, engaños y manipulaciones, una sarta de inmisericordes actitudes y estrategias guiadas por el interés, el mercantilismo, la especulación y la ausencia de moral. Sin embargo, de ese zócalo de marcaderes y cínicos de retaguardia surgirá, improvisada y precaria, una relación de pareja en los personajes que interpretan Cary Grant y Suzy Parker. Juntos, irán remontando lo aparencial hacia el conocimiento mutuo y el amor. Maravillosa e inolvidable Jayne Mansfield en la genial caricatura que de la mano de Donen, hizo de sí misma en esta formidable película.

4 comentarios:

  1. J.L. Llamazares04 agosto, 2011

    Por fin he podido hacerme con el DVD de esta película del señor Stanley Donen que me ha gustado y sorprendido. Todo parece muy divertido pero me dejó un poco triste. Es muy fuerte que esos tíos decidan al final volver a la guerra para que los maten, antes que seguir entre esa gentuza trajeada de retaguardia. Gracias, Teo.

    ResponderEliminar
  2. Es cierto, la película tiene un fondo muy triste porque la visión que da del entramado que sostiene las guerras, aunque muy circunscrito a esa historia de los tres pìlotos de permiso, es el resultado de una mirada lúcida y poco complaciente. Y no olvido que hablamos de una película que utiliza los mecanismos de una comedia para transmitir un discurso feroz que trasciende la anécdota y ofrece una mirada en verdad pesimista sobre la condición humana. Duele pensar que el autor de "DOS EN LA CARRETERA", que continúa vivo cuando escribo esto, tiene ahora 88 años pero lleva más de treinta en dique seco porque sus últimas películas no dieron dinero!

    ResponderEliminar
  3. J.L. Llamazares11 agosto, 2011

    La verdad es que al señor Donen ya se le notaba un cierto pesimismo incluso en aquella comedia musical llamada "Siempre hace buen tiempo" al mostrarnos entre bauiles y canciones que los buenos propósitos y la amistad también tienen fecha de caducidad. ¿Estoy en lo cierto?

    ResponderEliminar
  4. Pues sí, en aquel musical (que clausuraba su colaboración con Gene Kelly) ya se percibía claramente una buena dosis de desencanto y también la certeza por parte de un joven Donen de que los vericuetos de la vida y el paso del tiempo tienen un efecto corrosivo sobre los cimientos que creíamos más firmes. Gran película aquella y uno de los últimos grandes musicales salidos de la Metro (y producidos por Arthur Freed).

    ResponderEliminar