29 de agosto de 2011

ADIÓS, CHARLIE (Goodbye Charlie)
(USA) T. Century-Fox/Venice, 1964. 116 min. Color. CinemaScope.
Pr: David Weisbart. G: Harry Kurnitz, basado en la obra de George Axelrod. Ft: Milton Krasner. Mt: John W. Holmes. DA: Jack Martin Smith y Richard Day. Vest: Helen Rose. Ms: André Previn. Dr: Vincente Minnelli.
Int: Tony Curtis, Debbie Reynolds, Walter Matthau, Joanna Barnes, Ellen McRae (Ellen Burstyn), Laura Devon, Martin Gabel, Roger C. Carmel, Harry Madden, Myrna Hansen.
La "transmigración de almas", un plato demasiado fuerte para George, el amigo de Charlie
SINOPSIS: En el mundillo de Hollywood, un escritor mujeriego es sorprendido y muerto a tiros por un airado marido durante la celebración de una fiesta en un yate. Al poco tiempo, el difunto regresa al mundo reencarnado como una apetitosa rubia que con su desinhibida actitud pondrá en serios aprietos al que fuera su mejor amigo antes de estos acontecimientos, en su anterior existencia.
George se enfrenta a una situación complicada: está enamorándose de su "amigo"
COMENTARIO: El material de base (adaptado de una exitosa obra teatral) parecía en principio más adecuado para las vitriólicas manos de un Billy Wilder, sorprendiendo en las elegantes y refinadas manos de Minnelli. El resultado, en cualquier caso, fue una gran comedia en la que el autor de "BRIGADOON" sorteó con agilidad felina las escabrosidades del argumento, llevándolo siempre que pudo a su terreno. Tras "CAUTIVOS DEL MAL" y "DOS SEMANAS EN OTRA CIUDAD", era la tercera vez que se acercaba a la fauna que habita la viciada trastienda del mundo del cine. En la que ahora nos ocupa, la evidente inadecuación de la Reynolds a su papel (Lauren Bacall lo había representado en las tablas) representa un pequeño lastre para el film, suficientemente compensado por la excelencia del resto de sus compañeros de reparto, entre los que hay que destacar a un magnífico Tony Curtis.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada